Imprimir

Colombia - Nacionalidad y ciudadanía

Las normas que regulan el tema de la adquisición, renuncia, perdida, y recuperación de nacionalidad colombiana son la Ley 43/1993; el Decreto Reglamentario 1869/1994; Decreto 207/1993 que reglamenta el Artículo 25 de la Ley 43; Decreto 2150/ 1995 (modifica algunos aspectos de la Ley 43 y su decreto reglamentario); Decreto 2107/2001 que regula los criterios exigibles a los extranjeros para ingreso y permanencia en el territorio nacional de manera temporal e indefinida, que derogó en su totalidad el Decreto 2371/1996; y el Acto Legislativo 1 del 25 de enero de 2002, por medio del cual se reforma el Art. 96 de la Constitución Política de Colombia.

La nacionalidad colombiana es el vínculo civil entre los individuos nacidos en Colombia, nacidos fuera de Colombia, hijos de padres colombianos o extranjeros por adopción y el Estado colombiano, el cual se encuentra regulado por el Art. 96 de la Constitución de Colombia de 1991 y el Acto Legislativo 1 del 25 de enero de 2002.

Nacionales colombianos por nacimiento

  1. Los naturales de Colombia, que con una de dos condiciones: que el padre o la madre hayan sido naturales o nacionales colombianos o que, siendo hijos de extranjeros, alguno de sus padres estuviere domiciliado en la República en el momento del nacimiento y; 
  2. Los hijos de padre o madre colombianos que hubieren nacido en tierra extranjera y luego se domiciliaren en territorio colombiano o registraren en una oficina consular de la República. 

Nacionales colombianos por adopción

  1. Los extranjeros que soliciten y obtengan carta de naturalización de acuerdo con la ley, la cual establecerá los casos en los cuales se pierde la nacionalidad colombiana por adopción; 
  2. Los latinoamericanos y caribeños por nacimiento domiciliados en Colombia, que con autorización del gobierno y de acuerdo con la ley y el principio de reciprocidad, pidan ser inscritos como colombianos ante la municipalidad donde se establecieren. 
  3. Los miembros de los pueblos indígenas que comparten territorios fronterizos, con aplicación del principio de reciprocidad según tratados públicos. 

Ningún colombiano por nacimiento podrá ser privado de su nacionalidad. La calidad de nacional colombiano no se pierde por el hecho de adquirir otra nacionalidad. Los nacionales por adopción no estarán obligados a renunciar a su nacionalidad de origen o adopción. 

Quienes hayan renunciado a la nacionalidad colombiana podrán recobrarla con arreglo a la ley. 

(Artículo modificado por acto legislativo 1/2002). 

La ciudadanía colombiana se pierde de hecho cuando se ha renunciado a la nacionalidad, y su ejercicio se puede suspender en virtud de decisión judicial en los casos que determine la ley.  

La ley establece que la ciudadanía se ejerce a partir de los dieciocho años y la calidad de ciudadano en ejercicio es condición previa e indispensable para ejercer el derecho de sufragio, para ser elegido y para desempeñar cargos públicos que lleven anexa autoridad o jurisdicción.