Imprimir

Trabajo a tiempo parcial de los trabajadores emigrantes de las Américas

La incidencia de los trabajos a tiempo parcial ha estado aumentando en los países de la OCDE, en particular, considerando que personas con una participación menor en la fuerza laboral tienden a trabajar a tiempo parcial cuando entran al mercado laboral (OCDE, 2010a) y debido a los esfuerzos en política pública orientados a mejorar la actividad de las personas fuera de la fuerza laboral. El trabajo a tiempo parcial puede contribuír a ofrecer flexibilidad y facilitar la conciliación del trabajo y la familia. Históricamente una proporción mayor de mujeres están empleadas a tiempo parcial. Los emigrantes de las Américas no son ninguna excepción: la proporción de trabajadores a tiempo parcial dentro del total de los empleos de las mujeres emigrantes era 16 puntos porcentuales más alto que de los hombres emigrantes, 6 puntos porcentuales por encima de los nacidos en el país de destino (Gráfico 10).

La participación de los empleados que trabajan a tiempo parcial fue mayor en los Estados Unidos que en España para la mayoría de los grupos de población en 2010-2011, en particular para las mujeres emigrantes de las Américas donde casi una de tres trabajaba en un empleo a tiempo par- cial en los Estados Unidos. En España, por el contrario, la proporción de mujeres emigrantes de las Américas que trabajaban a tiempo parcial era menor (16%), e incluso era 6 puntos porcentuales menor que las nacidas en el país y 10 puntos menor que las migrantes nacidas en otras partes.

(Gráfico 10: Trabajo a tiempo parcial de los emigrantes de las Américas, promedios 2010-2011)

 

a prevalencia del trabajo a tiempo parcial tendió a ser mayor entre las mujeres emigrantes del Cono Sur y especialmente de la Región Andina que del Caribe y América Central, pero fueron las mujeres emigrantes de los Estados Unidos quienes tuvieron el índice más alto, de casi 40%, segui- das por las mujeres de Bolivia con un 35% y Costa Rica con cerca de 30%. La prevalencia entre los hombres excedía 10% sólo entre los hombres emigrados de los Estados Unidos, Haití y Granada.

Mientras que el trabajo a tiempo parcial puede ser una manera para mejorar la participación de ciertos grupos en el mercado laboral, estos ofrecen sin embargo salarios más bajos, menos segur- idad en el empleo y menos oportunidades de capacitación y promoción que los trabajos de tiempo completo16. Con una reducción en el horizonte de la población en edad laboral para muchos países de la OCDE, es probable que el aumento de las horas de trabajo entre los trabajadores a tiempo parcial se vuelva una estrategia para mejorar la actividad económica entre la población residente. De ser así, habrá un potencial considerable para aumentar las horas de trabajo para muchos tra- bajadores, tanto para los nacidos en el país de destino como para los nacidos en el extranjero.