Imprimir

La distribución ocupacional del empleo entre los trabajadores emigrantes de las Américas

Un debate recurrente acerca de la migración tiene que ver con el efecto de los inmigrantes en los resultados del mercado laboral de los trabajadores de los países de destino. Aunque este tema está más allá del alcance de este capítulo, las estadísticas sobre la distribución ocupacional del empleo pueden ser reveladoras.

Por lo general se supone que la distribución de los trabajadores por nivel de capacidad refl en gran parte su distribución por nivel de instrucción. Sin embargo a pesar de que los migrantes de las Amé- ricas se caracterizan por tener un porcentaje mucho más alto de personas con escasa educación que otros migrantes o la población nacida en los Estados Unidos, este no es el caso en España, en donde el porcentaje de las personas con poca educación es alto en los tres grupos, y en donde el porcentaje de personas con escasa educación entre los nacidos en el país es del 57%, o sea de 10 a 15 puntos porcentuales más alto que entre los inmigrantes. En efecto, comparado con la mayoría de los países de la OCDE, España carece de trabajadores con educación media y que es donde en la mayoría de los países de la OCDE se encuentran la mayor parte de los trabajos en el mercado laboral.

En los Estados Unidos, los emigrantes de las Américas en 2010-2011 eran más propensos que la población nacida en el país de ocupar empleos de baja calificación como la construcción, la lim- pieza y el mantenimiento, elaboración de comida y servicios, la producción o el transporte (Gráfico 11). También fueron menos propensos que los nacidos en el país para trabajar en empleos de alta calificación como los relacionados a gerencia, negocios, asesoría legal, operaciones financieras, ciencias de la computación, arquitectura o ingeniería. Este no fue el caso para los migrantes de otras partes del mundo, quienes eran mucho más propensos que los nacidos en el país (y también

(Gráfico 11: Distribución ocupacional del empleo de los trabajadores en Estados Unidos y Europa por lugar de nacimiento, 2010-2011)

que los emigrantes de las Américas) a trabajar en empleos de alta calificación relacionados con la ciencia. Esto no es sorprendente considerando las grandes diferencias en el nivel de instrucción con los inmigrantes de las Américas y los nacidos en el país.

La situación en Europa estuvo un poco menos polarizada. Los emigrantes de las Américas en Europa estuvieron en comparación a otros migrantes y a los nacidos en el país, sobrerrepresenta- dos en las ocupaciones elementales (ISCO 9) de bajas calificaciones, y las ocupaciones de servicios y ventas (ISCO 5), que son consideradas de calificación media. Por otra parte, estuvieron menos representados en empleos de alta calificación como los de gerente, empleos profesionales y de profesionales asociados (ISCO 1-3). Si bien estuvieron presentes en todas las ocupaciones, tuvieron una gran sobrerrepresentación en los empleos de bajas calificaciones (27% de los empleos compa- rado con un 8% para los nacidos en el país).

Los análisis correspondientes a la evolución de los empleos en los países de la OCDE (OCDE 2012a) reflejan que en todos los países los empleos de alta calificación crecieron fuertemente en la década de 2000-2010 y los de baja calificación solamente un poco. Por otra parte, el nivel de los empleos de mediana calificación estaba ya estancado o decaía. Al mismo tiempo, el nivel de instrucción de los jóvenes que entraban en la fuerza laboral estaba aumentando sostenidamente, con más jóvenes con calificaciones terciarias y un creciente porcentaje que completaba su educación se- cundaria superior. En los países de Europa del sur, incluyendo a España, se registró una diferencia muy grande entre el nivel de instrucción de los trabajadores en proceso de jubilación y el de los residentes jóvenes que entraban a la fuerza laboral. Bajo estas circunstancias, es probable que los inmigrantes no dejaran sin empleo a los trabajadores nacidos en el país sino más bien asumían trabajos sin suficientes candidatos entre este último grupo. El hecho de que los trabajos solieran ser manuales y tuvieran niveles salariales relativamente bajos apoya esta afirmación. Los ingresos de los trabajadores inmigrantes es el tema de la próxima sección.