Imprimir

Los ingresos de los trabajadores emigrantes de las Américas

Los trabajadores emigrantes pueden ser una importante fuente de ingresos para los países de ori- gen. En 2010, los emigrantes de América Latina y el Caribe enviaron 36 mil millones de USD en re- mesas (OCDE, 2012b) a sus países de origen. Los ingresos de los trabajadores inmigrantes no sólo sirven para mantenerse a sí mismos en sus países de adopción sino también para mejorar el nivel de vida de las familias y parientes que permanecieron en el país de origen (ver el capítulo sobre remesas de esta publicación). El Cuadro 11 muestra la proporción de los trabajadores emigrantes de las Américas en cada quintil de la distribución de ingresos por país de origen. Los trabajadores emigrantes están sobrerrepresentados (o subrepresentados) en un quintil de ingresos cuando la proporción de migrantes en ese quintil es mayor ( o menor) al 20 por ciento.

La distribución general de ingresos refleja una sobrerrepresentación de trabajadores emigrantes de las Américas en los dos quintiles más bajos (aproximadamente 30% en cada uno) y una subre- presentación en los dos más altos (un 10 % en cada quintil). Más de un tercio de los emigrantes de Bolivia, Ecuador, Perú, Honduras y Guatemala estaban concentrados en el quintil de ingresos más bajo. Por el contrario, los emigrantes de Canadá y Estados Unidos estaban concentrados en el quintil de ingresos más alto. Casi una tercera parte de los emigrantes canadienses en los Es- tados Unidos y Europa estaban en el quintil más alto de sus países de destino. Otros países con representación en el quintil más alto (20% o más) eran Argentina, Costa Rica, Dominica, Panamá y Venezuela.

La situación de los trabajadores emigrantes en la distribución salarial de los Estados Unidos era relativamente mejor que la de los trabajadores emigrantes en España, con la mayoría de los emi- grantes concentrados en el segundo quintil en los Estados Unidos comparado con la concentración en el quintil más bajo en España. En ambos países, estaban subrepresentados en el quintil salarial más alto. Este no fue el caso en los Estados Unidos para emigrantes nacidos en otras partes, con un 27% de ellos concentrados en el quintil salarial más alto; y en España donde todos los migran- tes estaban concentrados en el quintil salarial más bajo.

El monto de las remesas enviado por los inmigrantes de las Américas es sorprendente, particu- larmente considerando que más del 60% de ellos se encontraban en los dos quintiles salariales más bajos. Los 36 mil millones de dólares en remesas en 2010 significan aproximadamente $US 1500 por cada migrante de 15-64 años de edad de las Américas empleado en un país de la OCDE. El nivel salarial para el vigésimo percentil (el corte del primer quintil) de los trabajadores con etni- cidad hispana o latina en los Estados Unidos era de aproximadamente $US 360 a la semana en el tercer trimestre de 2012. Para el cuadragésimo percentil era de aproximadamente $US 490. Una

(Cuadro 11: Distribución del ingreso de los emigrantes de las Américas por país de origen según quintiles de ingresos, promedio 2010-2011)

remesa de $US 1500 por lo tanto correspondería a casi un mes de ingresos para las personas en estos quintiles. Estos serían índices importantes de ahorros para las personas con estos niveles de ingreso y son un testimonio del compromiso de muchos migrantes de las Américas con sus familias y parientes.