Imprimir

Belice - Marco normativo que regula la migración internacional

Belice es una democracia parlamentaria y miembro de la Commonwealth de Naciones. La es- tructura del gobierno se basa en el sistema parlamentario británico y el sistema legal tiene como modelo el derecho consuetudinario de Inglaterra (Common Law of England).

Regulación de entrada y estadía de migrantes

La ley que regula la entrada, estadía y salida de migrantes es la Ley de Inmigración de Belice (Capí- tulo 156)1. Existen varias formas para visitar o vivir legalmente en Belice, todos ellos con diferentes beneficios, desafíos y requisitos.

Permiso para visitantes

Los turistas, visitantes temporales o expatriados que aún no reúnen los requisitos para obtener la residencia deberán solicitar un permiso o una visa.

Las personas que entran a Belice como visitantes deben tener las visas expedidas por un fun- cionario diplomático o consular de Belice, o del país que actúa en nombre de Belice en el país de emisión, excepto: los ciudadanos de los países de la Commonwealth; los ciudadanos nacionales de países con los que Belice ha firmado un acuerdo de supresión de visa; los ciudadanos de Estados Unidos de América que entren a Belice durante un periodo menor a seis meses; las personas que sean pasajeros de embarcaciones turísticas y que tengan la intención de permanecer en Belice únicamente durante la estadía de la embarcación en la cual arribaron y en la cual partirán; los pasajeros en tránsito siempre y cuando dichos pasajeros no tengan la intención de permanecer en Belice durante más de siete días y tengan en su poder un pasaje y los documentos vigentes que les permitirán entrar al país de destino; los ciudadanos nacionales de la Unión Europea (UE).

Programa de Incentivos para personas retiradas

Cualquier persona que tenga cuarenta y cinco años de edad o más puede calificar para el progra- ma. La persona que reúna todos los requisitos también puede incluir a sus dependientes en el programa. Los dependientes incluyen a cónyuges e hijos menores de dieciocho años. Sin embargo, se puede incluir a una persona como dependiente hasta la edad de veintitrés años si esa persona está inscrita en una universidad.

Para ser designado una Persona Retirada Calificada bajo este programa, el solicitante deberá reci- bir un ingreso mensual de no menos de US $2.000 dólares a través de una pensión o anualidad que se ha generado fuera de Belice. Una Persona Retirada Calificada estará exenta del pago y el deber de todos los impuestos sobre todos los ingresos o recibos que se acumulen desde una fuente ex- terna a Belice, ya sea el ingreso generado por el trabajo realizado o de una inversión.

Residencia permanente en Belice

Las aplicaciones para la Residencia Permanente en Belice son hechas a través del Departamento Inmigratorio de Belice en la ciudad de Belmopán después de residir de manera conti en el país durante un año y sin haber dejado el territorio por más de 14 días consecuti os durante este ti.

Los requisitos para aplicar a estatus de residente permanente son: 1) la planilla de Aplicación a Residencia Permanente, 2) tomar un examen de HIV, 3) presentar un certificado policial reciente que no demuestre ningún antecedente penal, y 4) proveer dos recomendaciones de individuos que conozcan al solicitante por al menos un año. Estos individuos son normalmente ministros de la religión, médicos autorizados, abogados, jefe de un departamento gubernamental o Juez de Paz.

Permiso de trabajo

De acuerdo con el Capitulo 29 de la Ley de Trabajo de 2000 es posible proveer empleo a los ciu- dadanos extranjeros bajo ciertas circunstancias. Existen dos tipos de solicitudes para obtener un permiso laboral en Belice:

a) Solicitud de permiso para emplear a un extranjero: Cualquier ciudadano extranjero que de- see trabajar en Belice debe ser un residente legal (haber residido en Belice por lo menos du- rante seis meses) con los visados apropiados y / o permisos expedidos por el Departamento de Inmigración. Al mismo tiempo, el proveedor laboral debe estar convencido de que todos los es- fuerzos para emplear a un nacional se han agotado. Esto incluye proporcionar prueba de que el puesto vacante fue anunciado a nivel local por lo menos durante tres semanas, tras lo cual, no se encontró candidato adecuado.

b) Solicitud para auto-empleo temporal: Esta categoría se aplica, entre otros, a los inversionistas extranjeros. Todos los solicitantes deben estar en el país legalmente, con visado apropiado y/o permisos expedidos por el Departamento de Inmigración. El solicitante está obligado a presentar pruebas de los fondos razonablemente necesarios para su proyecto de empresa (es decir: estado de cuenta bancario local). Asimismo, los solicitantes deben obtener una referencia del Ministerio u Organización local correspondiente que está encargada de la categoría de trabajo que impli- ca. En tales situaciones, el requisito de residencia de seis meses no se aplica, y se supone que la empresa llevará a la creación de empleo para los nacionales en el futuro.

Adquisición de la nacionalidad

Nacionalidad beliceña por nacimiento

La ciudadanía beliceña es adquirida por ius soli (derecho del suelo) o ius sanguinis (derecho de la sangre). De acuerdo con la sección 23 de la Constitución de Belice, son nacionales de Belice aquellos que i) nacieron en Belice inmediatamente antes del día de la independencia de Belice ii) nacieron en Belice pero eran ciudadanos(as) del Reino Unido y sus colonias antes del día de la In- dependencia de Belice, iii) nacieron fuera de Belice pero que en la fecha de su nacimiento su padre o madre eran ciudadanos beliceños.

Un nacional de Belice por nacimiento o ascendencia que obtiene la ciudadanía de cualquier otro país puede retener su ciudadanía beliceña si así lo permiten las leyes del otro país.

Nacionalidad beliceña por naturalización

Muchas personas optan por permanecer como residentes permanentes y no solicitar la condición de nacionalidad. Pero para aquellos que quieren convertirse en ciudadanos de Belice, ganando el derecho de voto, las reglas son bastante sencillas. Los documentos requeridos son muy similares a los que se necesitan para adquirir la residencia permanente. El solicitante debe ser residente permanente por cinco años antes de presentar su solicitud y tendrá que pasar un examen de ciu- dadanía. Si el solicitante es el cónyuge o un dependiente de un ciudadano, la aplicación se puede hacer después de un año de residencia, en lugar de cinco.

Refugiados

Las disposiciones legales sobre refugiados en Belice se encuentran normados en la Ley de Re- fugiados de Belice del 2000 en congruencia con las disposiciones de la Convención sobre la Con- dición de Refugiados de 1951. La ley dispone que toda persona que procure obtener la condición de refugiado tiene derecho a permanecer en Belice hasta que se haya visto su solicitud, y si la solicitud no ha sido aprobada, hasta que se hayan agotado todas las vías de apelación, y hasta tres meses después del cierre de la apelación si la decisión no se revocó. Esta disposición le permite a los solicitantes tomar las medidas necesarias para su partida de Belice. Bajo dicha Ley, a todo refugiado reconocido se le concederán los derechos de residente y estará sujeto a las obligaciones que se establecen en la Convención de 1951 y las leyes vigentes en Belice. También se le otorgará la oportunidad razonable de trabajar y contribuir al desarrollo del país.

Regularización migratoria

En reconocimiento de su constitución como un estado de diversidad cultural y étnica, y en un intento de reducir el número de trabajadores fuera de la economía formal, en 1999 el gobierno de Belice lanzó un programa para regularizar la situación de los inmigrantes, otorgando permisos temporales de trabajo y la ciudadanía, según el caso, a inmigrantes centroamericanos.

Los beneficiarios de la amnistía incluían a personas sin estatus legal que habían residido en Beli- ce por lo menos durante cuatro años, las familias con hijos nacidos en Belice y las personas casa- das con un ciudadano de Belice. Estas categorías incluyen un número significativo de refugiados de países vecinos centroamericanos que entraron a Belice en la década de los 80 y a principios de los 90, pero nunca regularizaron su estadía. Aproximadamente 4.709 inmigrantes se beneficiaron del programa (Moore y Williams, 2008).