Imprimir

Colombia - Marco normativo que regula la migración internacional

Los fundamentos de la política migratoria se encuentran respaldados en la Constitución Política del Estado. El Ministerio de Relaciones Exteriores es el responsable de implementar la política migratoria, coordinando con las entidades oficiales de cualquier nivel a las cuales corresponde intervenir en su ejecución, y de acuerdo con lo previsto en el Decreto 4000 de 2004.

En el ámbito nacional, la Ley 48 sobre migración y extranjería de noviembre de 1920 establece las bases para los Decretos 2268/1995, el Decreto 4000/2004 y el Decreto 2622/2009 que fijan las disposiciones sobre la expedición de visas, control de extranjeros y otras disposiciones en materia de migración en función de los objetivos del desarrollo nacional y laboral de los trabajadores colombianos.

En 2011 se implementa en Colombia el Sistema Nacional de Migraciones, como instrumento para asegurar la adopción y ejecución de las políticas públicas para atender a la perspectiva transnacio- nal del fenómeno migratorio, impulsando estudios conjuntos y promoviendo acuerdos bilaterales o multilaterales entre los países de origen, recepción y tránsito.

Regulación de entrada y estadía de migrantes

La política migratoria orienta la planeación de la inmigración a los planes de desarrollo e inversión globales o sectoriales, públicos o privados. Esto determina las actividades, las profesiones, las zonas de instalación, los aportes de capital y de otro orden que deban efectuar los extranjeros que deseen inmigrar.

Las clases y categorías de visa se clasifican de la siguiente manera:

Clases

n Cortesías: todo extranjero que pretenda ingresar al territorio colombiano hasta un (1) año y por las Misiones Diplomáticas o las Oficinas Consulares hasta el termino de noventa (90) días, con múltiples entradas y salidas. Esta clase cubre a los extranjeros que vengan al país bajo el auspicio de la Organización Internacional para las Migraciones; a los estudian- tes, practicantes, docentes y asistentes de idiomas que ingresen en virtud de Acuerdos de Cooperación suscritos por el Gobierno; funcionarios, expertos, técnicos o empleados de organismos internacionales en virtud de un Convenio o Acuerdo Internacional; entre otros.

n Negocios: 1) quien sea representante legal, directivo o ejecutivo de empresa extranjera comercial, industrial o de servicio, que tenga vínculo económico con compañía nacional o extranjera en Colombia y 2) quien pueda desarrollar actividades propias de la gestión empresarial relacionada con los intereses que representa. Podrá concederse un término de residencia de hasta cuatro (4) años con un término de seis (6) meses por cada ingreso, con entradas y salidas múltiples.

n Tripulante: se otorga al extranjero tripulante o miembro de un medio de transporte inter- nacional o de una embarcación pesquera que ingrese al territorio nacional. La estadía del tripulante se autorizará por el tiempo de permanencia del medio de transporte en el terri- torio nacional pero la vigencia de esta visa no podrá ser superior a un (1) año.

n Temporal: Se consideran temporal todos aquellos extranjeros que hayan ingresado al te- rritorio colombiano para desarrollar alguna de las siguientes actividades listadas abajo. Se terminará si el extranjero se ausenta del territorio por un término superior a ciento ochenta (180) días continuos.

n Trabajador: al que ingrese para dedicarse al ejercicio de alguna actividad lícita, remune- rada, con autorización para permanecer en el país por un máximo de dos (2) años, con entradas y salidas múltiples y con permiso para trabajar bajo relación de dependencia domiciliada en Colombia.

n Cónyuge o compañero(a) permanente de nacional colombiano: por un periodo máximo de dos (2) años a todo extranjero que esté casado con un nacional colombiano, o quien cumpla con los requisitos para ser considerado un compañero(a) permanente, según la legislación nacional.

n Religioso: toda persona que forme parte de la jerarquía de una iglesia, confesión, deno- minación religiosa, federación, confederación o asociación de ministros religiosos debida- mente reconocida por la autoridad competente, o certificada mediante constancia de la Ar- quidiócesis y deseen ingresar al territorio para desarrollar en forma exclusiva actividades propias de su culto. Podrá concederse un término de residencia de hasta dos (2) años, con entradas y salidas múltiples.

n Estudiante: quienes ingresen al país para cursar estudios en establecimientos educativos públicos o privados, reconocidos por el Gobierno Nacional, con una intensidad horaria mí- nima de diez (10) horas semanales o en virtud de programas de intercambio estudiantil. Esta clase tiene autorización para permanecer en el país por un (1) año, prorrogables, con entradas y salidas múltiples.

n Especial: todo extranjero que pretenda ingresar al territorio colombiano: a) para trata- miento médico, b) para intervenir en procesos administrativos o judiciales, c) como socio o propietario de un establecimiento de comercio con domicilio en Colombia, d) como pensio- nado, e) como rentista, f) como voluntario de una ONG sin fines de lucro, g) para trámites de adopción, y h) por otros casos. La visa da autorización para permanecer en el país por un (1) año, salvo en ciertos casos que podrá otorgarse por dos (2) años. Esta visa permite entradas y salidas múltiples.

n Refugiado o asilado: aquellos que fueren reconocidos como refugiados o asilados se les concederá autorización para residir en Colombia por el término de tres (3) años, y en con- formidad con los tratados o convenios sobre la materia que hayan entrado en vigencia.

Categorías

Residente: Se consideran residentes todos aquellos extranjeros que pretendan establecerse en el país de manera definitiva. La vigencia de la visa de residente terminará si el extranjero se ausenta del país por más de dos (2) años continuos.

n Como familiar de nacional colombiano

n Calificado: se podrá otorgar a todo extranjero que haya sido titular de visa temporal duran- te cinco (5) años continuos e interrumpidos, que haya permanecido en el territorio nacio- nal en forma regular. Los solicitantes deberán presentar la solicitud por los menos dentro de los treinta (30) días calendario anteriores al vencimiento de la visa de la que sea titular.

n Inversionista: quien aporte a su nombre una inversión extranjera directa, conforme a lo previsto en el Estatuto de Inversiones Internacionales y demás normas concordantes.

Visitante: Se consideran visitantes todos aquellos extranjeros que hayan ingresado al territorio colombiano bajo las categorías de visitante turista, visitante temporal y visitante técnico.

n Visitante turista: a todo extranjero que ingrese al país con el único propósito de desarrollar actividades de descanso o esparcimiento. Podrá concederse un término máximo de ciento ochenta (180) días calendario dentro del mismo año, con entradas y salidas múltiples;

n Visitante temporal: a todo extranjero que ingrese al país con el único propósito de: a) desarrollar actividades de carácter periodístico para cubrir un acontecimiento especial (mientras esté acreditado en tal calidad), b) para efectuar contactos y actividades comer- ciales o empresariales, c) para participar en actividades académicas, o d) para hacer otros negocios (casos especiales). Podrá concederse un término no superior a los cuarenta y cinco (45) días calendario dentro del mismo año.

n Visitante técnico: a todo extranjero que ingrese al país con el único propósito de prestar servicios técnicos urgentes a entidades públicas o privadas. Podrá concederse un término no superior a los cuarenta y cinco (45) días calendario dentro del mismo año.

Adquisición de la nacionalidad

La nacionalidad colombiana es el vínculo civil entre los individuos nacidos en Colombia, nacidos fuera de Colombia, hijos de padres colombianos o extranjeros por adopción y el Estado colombiano. La nacionalidad colombiana se encuentra regulada por el Art. 96 de la Constitución de Colombia de 1991 y el Acto Legislativo 1 del 25 de enero de 2002.

Se consideran nacionales colombianos por nacimiento aquellos que: 1) nacen en territorio colombia- no, o 2) aquellos que siendo hijos de colombianos nacen en tierra extranjera y se domiciliasen en territorio colombiano, o registrasen en una oficina consular de la República.

Los nacionales colombianos por adopción son 1) aquellos extranjeros que soliciten y obtengan carta de naturalización de acuerdo a la ley; 2) los latinoamericanos y caribeños por nacimiento domi- ciliados en Colombia, que con autorización del gobierno y de acuerdo con la ley y el principio de reciprocidad, pidan ser inscritos como colombianos ante la municipalidad donde se establecieren; y 3) los miembros de los pueblos indígenas que comparten territorios fronterizos, con aplicación del principio de reciprocidad según tratados públicos.

La ley colombiana establece que ningún colombiano por nacimiento podrá ser privado de su nacio- nalidad y que ésta no se pierde por el hecho de adquirir otra. Los nacionales por adopción no esta- rán obligados a renunciar a su nacionalidad de origen o adopción. Aquellos que hayan renunciado a ella podrán recobrarla con arreglo a la ley.

Regularización migratoria

Actualmente no hay ningún programa vigente para la regularización de extranjeros en situación irregular en Colombia. El último proceso se realizó de conformidad con el Decreto 3970 del 14 de octubre de 2008 por medio del cual se aprobó un proceso de regularización para extranjeros que ingresaron al país antes del 1 de abril de 2008.

El documento Conpes 3603 del Consejo Nacional de Política Económica y Social del Departamento Nacional de Planeación indica que luego de finalizado el proceso de regularización se presentaron un total de 1.914 extranjeros, de los cuales el 35% son de nacionalidad china, el 34% ecuatoriana, el 14% peruana, y el 17% restante son nacionales de Cuba, Argentina, Venezuela, Brasil, Costa Rica y España, entre otros.

Refugiados

El Decreto 2450/2002 establece el procedimiento para la determinación de la condición de refugia- do y dicta normas sobre la comisión asesora que analiza y otorga dicha condición.

La legislación colombiana sobre refugiados se enmarca en los principios establecidos en la Con- vención sobre el Estatuto de los Refugiados suscrita en Ginebra en 1951, y aprobada por la Ley 35/1951.

Mientras se resuelve la solicitud de refugio, los peticionarios que se encuentren en situación irre- gular pueden solicitar ante la autoridad competente un salvoconducto que permita su permanen- cia legal en el territorio colombiano por un periodo de tres (3) meses, prorrogable por el mismo tiempo.

Reconocida la condición de refugiado, el Ministerio de Relaciones Exteriores expedirá el Documen- to de Viaje Colombiano y otorgará la visa correspondiente. La condición de refugiado cobija al cón- yuge o compañero(a) permanente y a los hijos menores o dependientes económicamente. A cada una de estas personas igualmente se les expedirán los documentos de viaje y visas respectivas.