Imprimir

Ecuador - Marco normativo que regula la migración internacional

La normativa migratoria en Ecuador está compuesta por la Constitución de la República del Ecua- dor (2008), la Ley de Migración (1971), Ley de Extranjería y su Reglamento (1971), la Ley de Docu- mentos de Viaje (1989) y la Ley de Naturalización y su Reglamento el Decreto R.O 66 14-04-1976.

La Secretaría Nacional del Migrante ha trabajado en un borrador de propuesta de una Ley de Mi- graciones Internacionales, documento que, para su construcción, deberá ser debatido al interno de la institución entre las instituciones del Estado vinculadas al ámbito migratorio y con la sociedad civil.

Regulación de entrada y estadía de migrantes

La Ley de Migración concierne las normas de cumplimiento, en particular la organización y coor- dinación de los servicios relativos a la entrada y salida de nacionales o extranjeros en Ecuador. Esto se hace mediante el examen y verificación de documentos, y la vigilancia del cumplimiento de las disposiciones legales respecto a la permanencia y actividad de los extranjeros residentes en territorio ecuatoriano. La Ley de Extranjería regula la situación de los inmigrantes, atribuyendo modalidades y condiciones a las calidades de inmigración que gobiernan la estadía de los extran- jeros residentes en Ecuador.

Para la regulación de entrada y estadía, la Ley de Extranjería establece las calidades de inmigrante y no inmigrante.)

Inmigrante

Los extranjeros admitidos bajo la categoría de inmigrantes son aquellos que se trasladan perma- nentemente al Ecuador:

n Para vivir de sus depósitos, de las rentas, o de cualquier ingreso que se traslade al Ecuador;

n Para invertir su capital en adquisición de bienes raíces, certificados, títulos o bonos del Estado o de instituciones nacionales de crédito;

n Para invertir en cualquier rama de la industria, agricultura, ganadería o del comercio de exportación, en forma estable y distinta a la de sociedad por acciones;

n Para asumir idefinidamente funciones administrativas, técnicas o de especialización de empresas, instituciones o personas establecidas en el país;

n Para ejercer una profesión liberal o una profesión técnica, con arreglo a las normas de la Ley de Educacion Superior;

n En caso de ser conyuge, o parientedentro del segundo grado de consanguinidad o de afi- nidad de un ciudadano ecuatoriano, o de un ciudadano extranjero con visa de inmigrante distinta a esta categoría;

n Los que realicen otras actividades lícitas no mencionadas anteriormente que faranticen ingresos suficientes y estables para el sustento económico del inmigrante y sus depen- dientes

Los inmigrantes no podrán en ningún momento estar fuera del país más de 90 días o más de 18 meses consecutivos durante cada uno de los dos primeros años de estancia.

No inmigrantes

Se considera bajo la calidad de no inmigrante a todo extranjero y sus familiares más cercanos, quienes se internan legal y condicionalmente en el Ecuador, sin ánimo de radicación. Se reconocen las siguientes categorías de no inmigrantes:

n Funcionarios diplomáticos o consulares, funcionarios internacionales calificados pertene- cientes a organismos internacionales de los que sea miembro el Ecuador y los represen- tantes de misiones especiales acreditadas ante el gobierno ecuatoriano y sus familiares mas cercanos (la visa tendrá la misma duración que la calidad de la persona);

n Altos funcionarios de gobierno de otros Estados y personalidades amparadas en pasaporte diplomático y sus familiares mas cercanos (la visa tendrá la misma duración que su pasa- porte diplomático);

n Empleados privados y domésticos de las personas mencionadas anteriormente y sus fami- liares más cercanos (la visa tendrá la misma duración que el contrato laboral);

n Personas desplazadas como consecuencia de guerras o de persecuciones políticas en su país de origen, para proteger su vida o libertad y sus familiares más cercanos;

n Estudiantes que deseen iniciar, completar o perfeccionar su instrucción en establecimien- tos oficiales o particulares con reconocimiento gubernamental y sus familiares más cerca- nos (la visa tendrá la duración de un año académico);

n Profesionales de alto nivel técnico o trabajadores especializados que sean llamados por empresas, instituciones, o personas establecidas en el país para ejecutar labores tem- porales de su especialidad o con fines de entrenamiento industrial y sus familiares más cercanos (la visa tendrá la misma duración que el contrato);

n Misioneros, voluntarios, o religiosos pertenecientes a organizaciones u órdenes reconoci- das en su país de origen y en Ecuador para dedicarse a labores asistenciales, docentes o de apostolado y sus familiares mas cercanos (la visa tendrá una duración de más de 6 meses y menos de 2 años);

n Personas asistidas por organismos nacionales constituidos legalmente para desarrollar programas de intercambio cultural y sus familiares mas cercanos (la visa tendrá una du- ración de un año);

n Visitantes temporales con fines lícitos tales como turismo, deporte, salud, estudio, ciencia, y las artes o para ejecutar actos de comercio que no impliquen la importación simultanea de bienes. Esta categoría podrá amparar también a extranjeros en caso de que no les fue- ren aplicables las categorías descritas en este apartado, cuando previo dictamen favorable del Consejo Consultivo de Politica Migratoria, su presencia en el país fuere debidamente justificada, de conformidad con lo que establezca el Reglamento al respecto (la visa tendrá una duración de más de 3 meses y menos de 6 meses);

n Transeuntes, comprendidos en las siguientes subcategorias:

• Personas que desembarquen hacia las zonas de traansito directo con oportunidad de las escalas técnicas de las naves marítimas o aeronaves para proseguir su viaje en la misma nave o en otras provista por la misma empresa.

• Personas que ingresan al territorio nacional para dirigirse al país de destino, para abordar una nave que los transportaraa al exterior o en cumplimiento de servicios en la conudccion de vehículos de transporte terrestre internacional.

• Visitantes temporales con los fines provistos líneas arriba durante un periodo no mayor de 3 meses en cada año;

• Personas domiciliadas en las poblaciones extranjeras colindantes con las fronterizas ecuatorianas y que requieran transitar diariamente en las poblaciones limítrofes nacionales;

• Visitantes temporales con fines licitos tales como negocios, inversión, actividades empresariales, comerciales, industriales o profesionales y que requieran multiples entradas al territorio ecuatoriano.

Todo extranjero sujeto al fuero territorial del Ecuador, que sea mayor de dieciocho años y que haya sido admitido en calidad de inmigrante o de no inmigrante -con excepción de los no inmigrantes en calidad de transeúntes- debe inscribirse en el Registro de Extranjeros del Departamento Consular del Ministerio de Relaciones Exteriores, dentro de los treinta días siguientes a su arribo al territo- rio ecuatoriano (Ley de Extranjería, Artículo 13).

Las personas extranjeras podrán pedir un cambio de estatus, ya sean inmigrantes o no inmigran- tes al cumplir con todos los requisitos establecidos por ley.

Cabe señalar que la atribución de otorgamiento de visas de inmigrante y de no inmigrantes es actual competencia del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio e Integracion, con anteriori- dad, la competencia del otorgamiento de visas de inmigrante (residencia permanente) correspon- día al Ministerio del Interior.

Adquisición de nacionalidad

De acuerdo a la Consitutcion, la nacionalidad ecuatoriana es el vínculo jurídico político de las per- sonas con el Estado, sin perjuicio de su pertenencia a alguna de las nacionalidades indígenas que coexisten en el Ecuador plurinacional. La nacionalidad ecuatoriana se obtiene por nacimiento o por naturalización, y no se pierde por la adquisición de otra nacionalidad o por contraer o disolver un matrimonio con extranjero

Son ecuatorianas y ecuatorianos por nacimiento las personas 1) nacidas en Ecuador, o 2) aquellas nacidas en el exterior de madre o padre nacidos en Ecuador, y 3) sus descendientes hasta el tercer grado de consanguinidad. Asimismo, son considerados ecuatorianos y ecuatorianas las personas pertenecientes a comunidades, pueblos o nacionalidades reconocidos por Ecuador con presencia en las zonas de frontera (Ley de Extranjería, Artículo 12).

Son ecuatorianas y ecuatorianos por naturalización aquellos que 1) obtengan la carta de naturali- zación; 2) los menores de edad adoptados (as) por una ecuatoriana o ecuatoriano y que expresen su voluntad de adquirir la nacionalidad ecuatoriana; 3) los que hayan nacido en el exterior siendo de madre o padre ecuatorianos por naturalización, que deseen conservar la nacionalidad ecuatoriana y sean menores de edad al momento de solicitarla; 4) los que contraigan matrimonio o mantengan unión de hecho con una ecuatoriana o un ecuatoriano, de acuerdo con la ley; y 5) los que obtengan la nacionalidad ecuatoriana por haber prestado servicios relevantes al país con su talento o esfuer- zo Individual (Ley de Extranjería, Artículo 8).

Regularización migratoria

En 2009, el Ecuador en conjunto con la Republica de Perú suscribieron el Estatuto migratorio per- manente ecuatoriano-peruano. El acuerdo fue ratificado a finales de febrero 2011. Estableció el ob- jetivo de regularizar a los trabajadores inmigrantes no autorizados y frenar las contrataciones ilegales por parte de empresas a ciudadanos peruanos para satisfacer necesidades laborales tem- porales en el país.

Para aceder a los beneficios de este Programa, los peruanos en situación irregular debían 1)reg- istrarse ante el Ministerio de Relaciones Laborales y 2) luego de 6 meses solicitar la visa a través de un proceso especial de regulación migratoria. Se estima que la aplicación de esta medida ha conseguido la regularización de 2.500 a 3.000 ciudadanos peruanos en Ecuador (Ministerio de Re- laciones Exteriores, Comercio e Integración, 2011).

Luego del terremoto que sacudió a Haití en el año 2009, el Estado ecuatoriano -en concordancia con la política migratoria basada en la ley establecida en el Artículo 40 y 423 numeral 5, de la Constitución- emprendió un proceso de regularización extraordinario en favor de los ciudadanos haitianos que se encontraban en situación migratoria irregular en el territorio ecuatoriano. Esta medida logró regularizar a 392 ciudadanos haitianos, 289 hombres y 103 mujeres, que se acogieron a la visa 12-XI por cinco años de duración.

Refugiados

En materia de refugio, la política ecuatoriana establece que los refugiados gozan de los mismos derechos que la Constitución y las leyes de la República reconocen a los extranjeros en general, y gozan también de los derechos previstos para ellos en la Convención de Ginebra de 1951.

En el Ecuador, es competencia del Ministerio de Relaciones Exteriores definir la situación de la condición de refugiado para permitir la entrada a su territorio y autorizando la permanencia en él.

El Ministerio de Relaciones Exteriores otorgará a favor de la persona reconocida como refugiado, y de sus familiares, 1) la visa correspondiente, 2) la determinativa de su condición de refugiado, y
3) la identificación o carné probatorio de su calidad de refugiado. La visa especial de refugiado es renovable cada año en la Dirección General para Asuntos de Extranjeros, Refugiados y Asilados del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Para la adquisición de la residencia indefinida y posterior naturalización, las personas reconocidas bajo la condición de refugiado deben demostrar residencia ininterrumpida por tres años con visa de refugiado en el Ecuador.

Sobre la estadía temporal y de tránsito, el Ecuador otorgará un permiso a toda persona cuya soli- citud le haya sido negada definitivamente. La persona podrá permanecer en el Ecuador durante un lapso razonable para buscar y obtener su admisión en otro país.

Asimismo, a toda persona que ingrese al Ecuador o se presente en sus fronteras con la finalidad de transitar por territorio ecuatoriano para obtener su admisión como refugiado en un tercer país, se le autorizará entrar al Ecuador y/o transitar por su territorio, en las condiciones que las autori- dades nacionales determinen.