Imprimir

República Dominicana - Marco normativo que regula la migración internacional

La migración en República Dominicana se encuentra regulada principalmente en la Constitución Política de la República Dominicana, la Ley General de Migración Ley No. 285-04 (15 de agosto 2004), el Reglamento de aplicación de la Ley General de Migración; la Ley No. 875 sobre Visado; Ley 285-04 (de fecha 15 de agosto del 2004); Ley 1683 de Naturalización (del 16 de abril de 1948); el Decreto N° 1569 sobre Refugiados y su Reglamento, la Ley 200 (21 de Marzo del 1964), de Impe- dimentos de salida; y las demás disposiciones acordes con la Constitución.

Regulación de entrada y estadía de migrantes

Los extranjeros que entren a la Republica Dominicana lo harán bajo la categoría de Residentes y de No residentes.

No residentes: Se considera como No Residente al extranjero que, en razón de las actividades que desarrollare, el motivo del viaje y/o de sus condiciones, ingrese al país sin intención de radicarse en él.

Son admitidos como No Residentes los extranjeros que califiquen en alguna de las siguientes sub- categorías:

n Turistas: son los extranjeros que ingresan al país con fines de recreo, esparcimiento, des- canso o diversión, contando con recursos suficientes para ello. El plazo de permanencia en el país es de hasta 60 días, prorrogables.

n Personas de negocios: las cuales visitan al país por motivo de sus actividades empresaria- les o comerciales así como para evaluar el establecimiento de tales actividades. El plazo de permanencia en el país es de hasta 60 días, prorrogables.

n Tripulantes y personal de la dotación de un medio de transporte. El plazo de permanencia será el mismo que el tiempo que permanecerá en el país el medio de transporte internacional.

n Pasajeros en tránsito hacia otros destinos en el exterior. El plazo de permanencia será de hasta 7 días.

n Trabajadores temporeros: entendiendo por tales a todos aquellos extranjeros que ingresan al territorio nacional para prestar sus servicios laborales por un tiempo determinado, y bajo contrato, de forma individual o formando parte de contingentes. Las posiciones de trabajo deberán estar de acuerdo con las asignaciones de cuotas y planes de políticas mi- gratorias que elabore el Consejo Nacional de Migración. Para los fines de la presente ley, los Contratos Estacionales de la industria azucarera se reputaran contratos de trabajo por tiempo determinado. El plazo de permanencia será de hasta un año, prorrogable.

n Habitantes fronterizos: Aquellos que viven en las comunidades fronterizas y se dedican a faenas de pequeño comercio. Se entiende por esta subcategoría a los extranjeros que residen en áreas fronterizas limítrofes al territorio nacional y que ingresan al país dentro de un perímetro de la frontera, debidamente autorizados a realizar actividades lícitas y productivas, regresando diariamente a su lugar de residencia. El plazo de permanencia será de un día, prorrogable.

n Personas integrantes de grupos en razón de su actividad deportiva, artística, académica o de naturaleza conexa.

n Extranjeros que ingresen al territorio nacional dotados de una visa de residencia con la intención de completar dentro del país los procedimientos correspondientes de formaliza- ción de la residencia dominicana. El plazo de permanencia en el país es de hasta 60 días, prorrogables.

n Estudiantes: Aquellos que ingresen al país para cursar estudios como alumnos regulares en establecimientos reconocidos oficialmente.

n Residentes: Para los efectos migratorios, la categoría de Residente se divide en Perman- ente y Temporal (Ley de Migración, artículo 31):

• Se considera Residente Permanente al extranjero que, en razón de las actividades que desarrollare y/o de sus condiciones, ingrese al país con intención de radicarse y residir definitivamente en el territorio dominicano.

• Se considera Residente Temporal al extranjero que, en razón a las actividades que desarrolla y/o de sus condiciones, ingrese al país con intención de residir por un período determinado en el territorio dominicano, mientras duren las actividades que dieron origen a su admisión.

Los residentes permanentes tendrán derecho a residir indefinidamente en el país. Los residentes temporales podrán permanecer en el país por un periodo de hasta un año, renovable anualmente, mientras dure el desarrollo de las actividades que dieron origen a la admisión.

Residente permanente

Son admitidos como Residentes Permanentes los extranjeros que califiquen como:

n Inmigrantes: extranjeros que poseen la calificación profesional, de oficio u ocupación que requiere el desarrollo del país o que se ajusta a requerimientos de personal no satisfechos nacionalmente.

n Inversionistas: extranjeros que aportan sus propios bienes para realizar actividades de in- terés para el país, cuyo monto mínimo será fi por vía reglamentaria. Por ejemplo, jubi- lados, pensionados o rentistas, considerándose como tales los extranjeros que comprueben percibir un ingreso regular y permanente de fuentes externas, que le permitan vivir en el país y cuyos montos mínimos serán fi por la vía reglamentaria. La Residencia por Inversión constituye un privilegio legal previsto en la Ley y que exime a su benefi del procedimien- to de obtención previa de Residencia Temporal. La Dirección General de Migración (DGM) implementará medidas administrativas tendentes a facilitar y viabilizar la obtención de Resi- dencia a los Inversionistas Extranjeros incluidos en la categoría de Residentes Permanentes.

n Parientes extranjeros de nacionales dominicanos o de extranjeros residentes perma- nentes: para estos propósitos, se define a los parientes como el cónyuge y a los hijos (as) menores de edad y/o solteros (as).

El Director General de Migración de manera excepcional y haciendo uso de las atribuciones con- feridas por la Ley de Migración2, puede reducir el plazo de Residencia Temporal requerido para aplicar para la Residencia Permanente. En cuyo caso debe justificar la abreviación del plazo sobre la base de que el solicitante es un recurso profesional, científico, docente, técnico o cultural.

Residente temporal

n Los Residentes Temporales son aquellos extranjeros que, en razón de las actividades que desarrollan y/o de sus condiciones, ingresa al país con intención de residir por un período determinado en el territorio dominicano, mientras duren las actividades que dieron origen a su admisión.

n Los Residentes Temporales podrán permanecer en el país por un período de hasta un año, renovable anualmente, mientras dure el desarrollo de las actividades que dieron origen a la admisión, según el artículo 29 de la Ley de Migración.

Son admitidos como Residentes Temporales los extranjeros que califiquen dentro de las siguientes subcategorías:

n Científicos, profesionales, periodistas, personal especializado, deportistas y artistas, con- tratados por instituciones públicas o privadas que desarrollen actividades en el país.

n Empresarios, inversionistas, comerciantes, industriales y personal gerencial de empresas nacionales o extranjeras establecidas en el país, para atender sus negocios o inversiones.

n Técnicos, artesanos y trabajadores de alta calificación en sus oficios.

n Religiosos pertenecientes a iglesias, órdenes o congregaciones reconocidas en el país, que vengan a desarrollar actividades propias de su culto, docentes o asistenciales.

n Asilados Políticos conforme la legislación vigente.

n Refugiados conforme la legislación vigente.

n Cónyuge e hijos menores de las personas mencionadas en los apartados anteriores de este artículo.

n Aquellos extranjeros que, sin estar comprendidos exactamente en los apartados anterio- res, fueren excepcionalmente autorizados por el Director General de Migración, valorando para ello la actividad a desarrollar y el provecho que pueda generar ésta para el país.

n Extranjeros que ingresen al territorio nacional dotados de una visa de residencia con la obligación de completar dentro del país los procedimientos correspondientes de formali- zación de la residencia dominicana.

n La solicitud de cambio a la categoría de Residente Permanente puede ser hecha a partir de los cinco (5) años de poseer Residencia Temporal (Reglamento Ley de Migración, artículo 50)

El Director General de Migración de manera excepcional y haciendo uso de las atribuciones conferidas por la Ley de Migración3, puede reducir el plazo de Residencia Temporal requerido para aplicar para la Residencia Permanente. En cuyo caso debe justificar la abreviación del plazo sobre la base de que el solicitante es un recurso profesional, científico, docente, técnico o cultural (Reglamento Ley de Migración, artículo 51).

Adquisición de la nacionalidad

Son nacionales dominicanos:

n Los hijos e hijas de madre o padre dominicanos;

n Quienes gocen de la nacionalidad dominicana antes de la entrada en vigencia de esta Cons- titución;

n Las personas nacidas en territorio nacional, con excepción de los hijos e hijas de extran- jeros miembros de legaciones diplomáticas y consulares, de extranjeros que se hallen en tránsito o residan ilegalmente en territorio dominicano.

n Los nacidos en el extranjero, de padre o madre dominicanos, no obstante haber adquirido, por el lugar de nacimiento, una nacionalidad distinta a la de sus padres. Una vez alcanzada la edad de dieciocho años, podrán manifestar su voluntad, ante la autoridad competente, de asumir la doble nacionalidad o renunciar a una de ellas;

n Quienes contraigan matrimonio con un dominicano o dominicana, siempre que opten por la nacionalidad de su cónyuge y cumplan con los requisitos establecidos por la ley;

n Los descendientes directos de dominicanos residentes en el exterior;

n Las personas naturalizadas, de conformidad con las condiciones y formalidades requeri- das por la ley.

Naturalización

Los requisitos para la naturalización son:

n Tener dirección en la República Dominicana

n Residir sin interrupción en el país por al menos dos años

n Residir sin interrupción en el país por al menos seis meses, habiendo empezado y mante- nido un negocio urbano o rural o siendo propietario de bienes raíces en el país

n Residir sin interrupción en el país por al menos seis meses, estando casado con un(a) dominicano(a)

n Habiendo obtenido una subvención del Poder Ejecutivo para residir en el país.

Regularización migratoria

La Ley de Migración establece que eI Gobierno Dominicano, deberá preparar un Plan Nacional de Regularización de los extranjeros en situación irregular radicados en el país. Dicho Plan Nacional de Regularización deberá contemplar al menos los siguientes criterios: 1) tiempo de radicación del extranjero en el país, 2) vínculos con la sociedad, 3) condiciones laborales y socio económicas,
4) regularización de dichas personas de manera individual o por familia no en forma masiva. Asi- mismo, deberá establecer un registro de estos extranjeros, los procedimientos de implementación del plan y las condiciones de apoyo institucional y logística.

Refugiados

Los extranjeros que deseen solicitar la condición de refugiado deberán hacerlo ante las autori- dades de la Dirección General de Migración, ya sea en las fronteras, puertos, aeropuertos o en Santo Domingo, Capital de la República Dominicana.

La Oficina Nacional para los Refugiados, previa opinión de la Subcomisión Técnica, recomendará a la Dirección General de Migración, se expida al solicitante un carnet que le permita permanecer en el país durante un plazo no mayor de 60 días renovable, hasta tanto la Comisión Nacional para Refugiados se pronuncie definitivamente sobre la solicitud.

Los refugiados serán admitidos como Residentes Temporales (Ley de Migración articulo 35) y lu- ego de cumplir con los requisitos de ley podrán solicitar la residencia permanente.