Imprimir

La situación del mercado laboral de los emigrantes de países de las américas en años recientes

INTRODUCCIÓN

La magnitud de la inmigración a países de las Américas, con la excepción de Canadá y los Estados Unidos, es relativamente baja en comparación con lo que se observa en países de inmigración clásicos, como la mayoría de los países de la OCDE. Lo mismo sucede con el tamaño de la población nacida en el extranjero. En la práctica, esto significa que los tamaños de las muestras de las fuentes de datos comúnmente utilizadas, concretamente las encuestas sobre  la población económicamente activa, pueden no ser suficientes para proporcionar una visión general de las características de la población económicamente activa de los inmigrantes en todos los países de las Américas. No obstante, debido a que la mayoría de los países de la Región son países de emigración, es de especial interés observar las características de la población económicamente activa de los expatriados de estas naciones en sus países de destino. 

Son estos últimos los que se analizan en esta sección; aquellos países de destino de los cuales es relativamente sencillo obtener datos de las encuestas de la población económicamente activa. En la práctica, estos son Estados Unidos y los países europeos. No se incluyen todos los países de destino de la OCDE y de Europa debido a la disponibilidad de los datos, pero de todas formas, los datos presentados representan más del 90% de los flujos de salida de las Américas a países de la OCDE y de Europa en años recientes.  

De los trabajadores emigrantes que se abarcan en el gráfico 6,  alrededor del 45% son de México . Cabe señalar que la migración mexicana hacia los Estados Unidos es tan grande en relación a otros movimientos en esta región, que en los análisis de migración de América Latina las características de sus emigrantes suelen dominar el panorama. El Caribe y la Región Andina, contribuyen cada una con cerca de un 15% de la fuerza laboral emigrante de las Américas en Europa y los Estados Unidos; con el resto de América Central un 12%; el Cono Sur de América del Sur un 8%; y Canadá y los Estados Unidos un 4%.    

Las grandes regiones de destino y la distribución por género de trabajadoras y trabajadores expatriados de las Américas

La población económicamente activa emigrante de todos los países de las Américas, excepto los de América del Sur, vivía en su mayoría en los Estados Unidos en los años 2008-2009 (tabla 8). Entre el 80 y el 90% de los trabajadores expatriados de la mayoría de los países del Caribe se concentraban allí, y el porcentaje era aún mayor para emigrantes de América Central, alcanzando México un total del 99%. 

Los trabajadores emigrantes de los países de América del Sur por otro lado, se encontraban con más frecuencia en Europa, con alrededor de tres cuartos o más de ellos provenientes de Argentina, Bolivia, Ecuador, Paraguay y Uruguay. Brasil, Colombia y Perú pueden dividirse casi  en partes iguales entre las dos regiones de destino ( Estados Unidos y Europa). 

La fuerza de trabajo emigrante consistía mayoritariamente de hombres, aproximadamente 60% en 2008 - 2009. Este es sin embargo un porcentaje  engañoso, porque solo en cuatro países los hombres constituían más del 60% de la fuerza de trabajo migrante. Uno de los cuatro países es México, no obstante, el bajo porcentaje de mujeres entre trabajadores emigrantes de ese país (31%) distorsiona los resultados generales, que de otro modo tenderían a mostrar un resultado más equilibrado para las Américas como un todo.  Lo cierto es que hay tantos países en que la población activa emigrante está compuesta mayoritariamente por mujeres, como los hay en que la mayoría son hombres.

En la mayoría de los países del Caribe, las mujeres predominan en la población activa emigrante en el exterior, siendo las excepciones Antigua y Barbuda, Cuba y Granada. A la inversa, los hombres son mayoría en todos los países de América Central, excepto en Belice y Panamá. La población activa emigrante de América del Sur tiene la tendencia a equilibrarse de un modo más parejo entre hombres y mujeres. 

No está claro por qué existen estas diferencias entre regiones de las Américas. Tal vez pueda  estar relacionado con la naturaleza de los movimientos migratorios provenientes de esas regiones, esto es, qué miembro de la familia está involucrado en la emigración inicial y si la familia entera o el resto de la familia emigró al principio del proceso o no. La naturaleza de los empleos disponibles en los países de destino puede ser un factor importante al determinar quién emigra primero, o la relativa participación de hombres y mujeres en la población activa después del arribo. Además, un porcentaje significativo de los movimientos migratorios de América Central ha sido o es no autorizado, y casi 60% de los adultos emigrantes no autorizados han sido hombres (Passel, 2006).  

LOS LOGROS  EDUCATIVOS DE LA POBLACIÓN ECONÓMICAMENTE ACTIVA EMIGRANTE

Una preocupación recurrente en los países de origen tiene relación con la pérdida de personas con educación superior cuando emigran. Se teme que esta pérdida pueda comprometer la capacidad de los países de origen de desarrollar su propio capital humano, especialmente cuando involucra a maestros y trabajadores de la salud, o que socave las posibilidades de desarrollo como resultado de la partida de personas capacitadas en áreas técnicas, de ingeniería o científicas, que son cruciales para el progreso tecnológico interno. Varios estudios recientes señalan la posibilidad de factores de compensación, tales como remesas, transferencias de conocimiento y tecnología, y el aumento de las inscripciones en la educación superior en los países de origen (Docquier y Rapoport, 2011). En cualquier caso, la decisión de emigrar es individual, y los gobiernos, aunque regulan los movimientos de los no ciudadanos, generalmente reconocen el derecho de sus ciudadanos a trasladarse libremente, ya sea para tomar un empleo en el exterior o para retornar luego de una ausencia. 

Tabla 8 País de residencia y género de trabajadores expatriados de las Américas, 2008-2009.

  Porcentaje de emigrantes en la población económicamente activa en los Estados Unidos Porcentaje de mujeres emigrantes en la población económicamente activa
País de origen Hombres Mujeres General Europa Estados Unidos General
Canada 80 78 79 51 48 48
Estados Unidos na na na 49 na 49
Canadá y Estados Unidos 80 78 79 50 48 49
Antigua and Barbuda nr nr 96 nr nr 46
Bahamas nr 91 89 nr 68 66
Barbados 76 83 80 51 62 60
Cuba 91 85 89 58 42 44
Dominica nr 87 86 66 68 68
Dominican Republic 85 77 81 66 52 55
Grenada 90 nr 87 nr nr 44
Guyana 91 91 91 55 54 54
Haiti 96 94 95 60 51 52
Jamaica 86 86 86 57 57 57
Trinidad and Tobago 90 90 90 56 54 54
Caribe 89 85 87 60 51 52
Belize 99 95 96 nr 59 60
Costa Rica 97 94 96 nr 37 37
El Salvador 99 98 98 50 39 39
Guatemala 99 98 99 60 30 30
Honduras 94 88 92 60 39 41
Mexico 100 99 99 61 31 31
Nicaragua 94 90 92 58 43 44
Panama 96 95 96 nr 55 55
América Central 99 98 99 59 33 33
Bolivia 19 12 15 54 41 52
Colombia 52 45 48 55 48 52
Ecuador 32 22 28 50 38 47
Peru 56 52 54 53 48 50
Venezuela 46 42 44 49 44 47
Región Andina 42 35 39 52 45 49
Argentina 30 19 26 46 32 43
Brasil 51 41 46 56 46 51
Chile 35 32 34 47 43 45
Paraguay nr 28 27 61 65 62
Uruguay 27 27 27 42 42 42
Cono Sur (incluido Brasil) 39 32 36 51 43 48
Nacidos en las Américas 86 76 82 52 36 39
Nacidos en otra parte 37 39 38 43 45 44
Nacidos en el país 42 45 43 45 48 46
Todas las personas 44 45 45 45 47 46

Notas: La población que se abarca consiste en personas de 15 a 64. La abreviación “na” significa no disponible, “nr” no fiable. Abarca solo inmigrantes en los Estados Unidos y la Unión Europea. Las estimaciones son promedios de estimaciones mensuales para los Estados Unidos, de estimaciones trimestrales para la Encuesta de población económicamente activa de la Unión Europea.

Fuentes. Current Population Survey (Estados Unidos) y Encuesta de población económicamente activa de la Unión Europea.

La decisión de emigrar, sin embargo, no está libre de restricciones. La emigración conlleva costos y riesgos, especialmente si el emigrante parte sin saber si hay un empleo esperándolo en el país de destino. Pero las ventajas de la emigración pueden ser altas y la relación entre costos y ventajas pesa en la decisión. La emigración, además, no siempre es una decisión libre. Los países de destino regulan firmemente la inmigración laboral en particular, debido a la preocupación sobre los posibles impactos en los trabajadores del mercado laboral interno. En general, a los empleadores nacionales se les permite contratar personas del exterior si no se encuentran trabajadores calificados en el mercado laboral interno para el empleo que se ofrece. También sucede que el trabajador a ser contratado debe estar en el exterior cuando se le otorga el permiso, o sea, a los candidatos para la inmigración y el empleo en general no se les permite ingresar a un país para buscar trabajo y que se les contrate desde dentro del país. La excepción la constituyen los regímenes de libre movimiento.

También puede haber restricciones en los niveles de educación o calificación de los migrantes cuyos empleadores tienen permitido contratar, en particular migrantes para trabajos a largo plazo, por el temor, fundado o no, de que los migrantes con bajo nivel de educación serán eventualmente una carga para los sistemas de protección social de los países de destino. Las políticas de migración restrictivas o procedimientos ineficientes pueden a veces conducir a un significativo aumento de migración no autorizada, si la demanda de trabajo es alta y los empleadores son poco rigurosos en el cumplimiento de las normas. Las redes de información de los migrantes son altamente efectivas para transmitir información a los países de origen informando que hay empleadores que burlan las regulaciones y que contratan “en la calle”, lo cual puede atraer a migrantes potenciales que se encuentran buscando una mejor vida para ellos y sus familias.  

Una visión general exhaustiva de los costos y beneficios de la migración, tanto para el migrante mismo como para el país de destino, está más allá del alcance de este capítulo. Algunas de las razones se han esbozado anteriormente y apuntan a que generalmente la migración suele estar relacionada con la calificación, y con tasas de expatriación de las personas con estudios superiores más altos que las de aquellas con niveles bajos de educación. Hay excepciones ocasionales a esta regla general, pero no son comunes. En las Américas, conciernen a las Bahamas, Paraguay y especialmente México, cuya proximidad a un país con una creación de empleos especialmente dinámica ha invertido la situación que se observa normalmente, con alrededor del 11% de mexicanos con educación primaria viviendo en los Estados Unidos en 2008 - 2009, y  con solo 5,4% con educación terciaria.

Tabla 9 Distribución por nivel de logro educativo de trabajadores expatriados de las Américas en países de la OCDE, por sexo y país de origen, 2008-2009.

  Hombres Mujeres
  Por debajo de secundaria superior Secundaria superior Terciaria Por debajo de secundaria superior Secundaria superior Terciaria
Canada 5 32 63 5 31 64
United States 9 32 59 7 32 61
Canadá y Estados Unidos 6 32 62 6 31 63
Antigua and Barbuda nr 61 nr nr nr 53
Bahamas nr 65 nr nr 47 48
Barbados nr 54 nr nr nr nr
Cuba 15 50 35 12 47 42
Dominica nr 55 35 25 21 53
Dominican Republic 33 47 20 32 45 23
Grenada nr 51 32 nr 39 42
Guyana 9 55 35 11 46 43
Haiti 16 47 36 22 47 31
Jamaica 16 59 26 12 50 38
Trinidad and Tobago 13 52 36 7 50 42
Caribe 20 51 29 19 47 34
Belize nr 56 28 nr 48 36
Costa Rica 12 53 35 14 50 35
El Salvador 51 40 9 51 37 12
Guatemala 59 32 9 48 36 16
Honduras 58 31 11 44 37 19
Mexico 57 35 8 50 38 13
Nicaragua 17 52 31 18 52 30
Panama nr 47 47 nr 60 38
América Central 55 36 9 48 38 14
Bolivia 31 51 18 38 44 18
Colombia 24 45 30 25 47 29
Ecuador 49 38 13 42 44 14
Peru 22 46 32 22 46 32
Venezuela 18 32 50 14 39 47
Región Andina 33 42 25 30 45 25
Argentina 23 39 38 19 35 46
Brazil 27 48 25 25 44 31
Chile 21 39 39 19 41 39
Paraguay 36 50 14 40 41 19
Uruguay 40 34 26 33 42 25
Cono Sur (incluido Brasil) 27 43 30 25 41 34
Nacidos en las Américas 44 39 17 34 41 25
- de los cuales nacidos fuera de México 31 43 27 26 43 31
Nacidos en otra parte 25 37 38 21 38 41
Nacidos en el país 20 50 30 16 47 37
Todas las personas 22 48 30 17 46 37

Notas: La población que se abarca consiste en personas de 15 a 64. La abreviación “nr” significa no fiable, es decir, los tamaños de las muestras eran insuficientes para permitir una estimación fiable. Abarca solo inmigrantes en los Estados Unidos y la Unión Europea.
Fuentes. Current Population Survey (Estados Unidos) y Encuesta de población económicamente activa de la Unión Europea.

En más de la mitad de los países listados en la tabla 9, el número y el porcentaje de expatriados con formación terciaria en la población económicamente activa de sus países de residencia excede los de aquellos con un nivel educativo más bajo que la educación secundaria superior, tanto para hombres como para mujeres, en 2008 - 2009. Esto es así en especial para las trabajadoras expatriadas del Caribe, donde el 40% o más de las cuales tienen formación terciaria en la mayoría de los países de esta región (gráfico 7). Solo en expatriados de Panamá, Venezuela, Argentina, Chile, Canadá y los Estados Unidos, entre otros países, se pueden ver trabajadores emigrantes con este alto nivel de formación.      

Gráfico 7 Expatriados de las Américas con educación terciaria como porcentaje de todos los expatriados del mismo país, por sexo y país de nacimiento, promedio 2008-2009.

En contraste, relativamente pocos trabajadores expatriados de México, El Salvador, Guatemala, Honduras, Bolivia y Ecuador tienen formación terciaria. Estos han constituido el grueso de la migración para empleos menos especializados; a Estados Unidos, los primeros cuatro países; y a España, los últimos dos.

96 800x600 Normal 0 21 false false false ES-TRAD JA X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt; mso-para-margin:0in; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:"Times New Roman";}

EL ROL DE LOS INMIGRANTES EN EL EMPLEO EN LOS PAÍSES DE DESTINO

Los inmigrantes están presentes en todos los sectores de la economía de los países de destino en mayor o menor grado, entre otras razones por la naturaleza cambiante de la actividad económica a causa de la competencia desde el exterior y a cambios estructurales en la economía, con la reasignación de recursos laborales hacia empresas y sectores de mayor productividad.. La migración laboral puede ser un estímulo para el desarrollo de sectores de actividad crecientes, con trabajadores con nuevas especializaciones contratados en el exterior, o también una manera para que las empresas se ajusten al mercado laboral o al cambio tecnológico, con trabajadores contratados para empleos que ya no son atractivos para los trabajadores locales, o en sectores cuya competitividad disminuye. 

Pero no todos los migrantes son migrantes laborales. Algunos son extranjeros que contraen matrimonio con residentes; algunos vienen a unirse a miembros de su familia que ya estaban en el país; y otros huyen de  persecución en sus países de origen. Muchos de estos también ingresan al mercado laboral en búsqueda de trabajo, intentando hacer coincidir cualquier tipo de especialización que tengan o hayan desarrollado después de su arribo, con los empleos disponibles. Los sectores en los que eventualmente encuentran trabajo dependerán menos de las regulaciones migratorias que rigen la contratación laboral en el exterior, que de la dinámica del mercado laboral interno y de la competencia con otras personas en búsqueda de empleo. 

Tabla 10 Distribución por nivel de logro educativo de trabajadores expatriados de las Américas en países de la OCDE, por sexo y país de origen, 2008-2009.

 
País de nacimiento Manufactura Construcción Ventas al por mayor y menor; reparación de motores de vehículos y motocicletas Servicios de alojamiento y alimentación Actividades relacionadas con la salud humana y trabajo social JKLMN (ver notas) OPRS (ver notas) ABDEHTU (ver notas) Cobertura
                   
Canadá 10 7 11 4 16 24 23 6 100
Estados Unidos 7 3 10 3 9 30 32 5 100
Canadá y Estados Unidos 9 6 10 4 14 26 26 5 100
                   
Antigua and Barbuda 0 0 0 0 0 0 0 0 0
Barbados 0 0 0 0 32 20 15 0 67
Bahamas 0 0 0 0 0 0 0 0 0
Cuba 8 11 18 7 12 21 13 10 100
Dominica 0 0 0 0 0 0 22 0 22
Dominican Republic 10 6 16 10 17 17 13 12 100
Grenada 0 0 0 0 25 0 0 0 25
Haiti 5 2 11 11 28 15 18 10  
Jamaica 6 6 15 5 30 16 12 9 100
Trinidad and Tobago 3 6 11 0 26 20 22 8 97
Guyana 6 5 10 5 23 26 16 9 100
Surinam 11 0 12 0 22 20 21 9 95
Caribe 7 6 14 7 21 18 14 10 96
                   
Belize 0 20 0 0 26 0 0 0 46
Costa Rica 9 21 10 0 13 18 13 9 94
Guatemala 14 21 12 12 5 18 9 11  
Honduras 9 25 12 10 7 20 6 12 100
Mexico 15 20 14 14 5 14 7 12 100
Nicaragua 13 10 18 8 9 19 9 14 100
Panama 12 0 14 0 16 25 18 0 86
El Salvador 14 16 14 13 7 15 7 13 100
América Central 15 20 13 13 5 14 7 12 100
                   
Bolivia 6 21 8 8 5 10 4 38 100
Colombia 8 11 14 11 9 20 11 16 100
Ecuador 11 17 14 13 4 13 6 20 100
Peru 9 8 13 10 12 18 11 17  
Venezuela 10 5 24 8 8 19 15 10 100
Región Andina 9 13 14 11 8 17 9 19 100
                   
Argentina 11 11 15 12 6 20 15 10 100
Brasil 9 15 12 13 7 18 11 15 100
Chile 10 8 11 7 10 23 15 15 100
Paraguay 0 19 8 8 6 9 0 39 89
Uruguay 7 11 17 20 8 16 9 10 100
Cono Sur (incluido Brasil) 9 13 13 12 7 19 12 15 99
                   
Nacidos en las Américas 11 15 13 11 8 15 9 18 100
Nacidos en otro lugar 13 8 13 9 12 18 14 14 100
Nacidos en el país 13 8 15 5 11 17 20 10 100
Todas las personas 13 8 15 6 11 18 19 10 100

Notas: Las celdas en blanco son para estimaciones de empleo menores a 10.000, que se suprimieron por su baja fiabilidad. Las estimaciones son promedios de estimaciones mensuales para los Estados Unidos, de estimaciones trimestrales para los países europeos. La clasificación de actividad económica es la International Standard Industrial Classification of Economic Activities (ISIC), Revisión 4. A: Agricultura, silvicultura y pesca B: Minería y explotación de canteras D: Suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado E: Suministro de agua; tratamiento de aguas cloacales, gestión de residuos y actividades correctivas J: Información y comunicación K: Actividades financieras y de seguros L: Actividades de bienes raíces
M: Actividades profesionales, científicas y técnicas
N: Actividades administrativas y de servicios de asistencia
O: Administración pública y defensa; seguridad social obligatoria
P: Educación
R: Artes, entretenimiento y recreación
S: Otras actividades de servicio
T: Actividades de hogares como empleadores; actividades no diferenciadas de producción de bienes y servicios de hogares para uso propio
Fuentes: Current Population Survey (Estados Unidos) y Encuesta de población económicamente activa de la Unión Europea

La tabla 10 proporciona una visión general de la distribución sectorial del empleo de emigrantes de las Américas en los mercados laborales combinados de los Estados Unidos y la Unión Europea en 2008 - 2009. En comparación con los nacidos en el país, en estos mercados laborales los expatriados de las Américas como un todo estaban muy fuertemente representados en la construcción y en servicios de alojamiento y alimentación, y muy poco representados en los sectores públicos o los relacionados con el sector público (OPRS), excepto en actividades de la salud y el trabajo social. En contraste, los emigrantes de otras partes del mundo mostraron una distribución del empleo por sector mucho más parecida a la de los nacidos en el país, aunque igualmente existe una tendencia, pero menos pronunciada, a la sobre y subrepresentación en los servicios de alojamiento y alimentación, y en sectores públicos o relacionados con lo público, respectivamente.

Este resultado general oculta muchas variaciones individuales entre los países. Los tamaños limitados de las muestras hacen problemático un análisis por género. Los resultados para varios países deberían suprimirse en muchos sectores con el fin de respetar las reglas de fiabilidad. La tabla 10, de este modo, representa una solución intermedia entre el objetivo de mostrar una distribución razonablemente completa del empleo por sector para la mayor cantidad de países posible, y la posibilidad de mostrar resultados en mucho más detalle, por sector y género, para países con tamaños de muestras importantes.  Con la utilización del criterio de fiabilidad , todos menos siete países (Antigua y Barbuda, Barbados, las Bahamas, Belice, Dominica, Granada y Panamá) tienen más del 90% de cobertura del empleo de sus expatriados en los países de destino. 

Quizá la especialización regional más llamativa que se ve en la tabla es la de los expatriados del Caribe (pero también de Belice) en actividades de salud humana y trabajo social, especialmente como enfermeros y enfermeras. Entre 20 y 30% de los emigrantes de estos países están empleados en este sector, comparado con un 11% de los nacidos en el país.

Los emigrantes de México, Honduras y Guatemala, pero también de Bolivia y Paraguay, por otra parte, muestran una fuerte presencia en la construcción.

Siendo los sectores designados "OPRS" en la tabla en su mayoría del sector público (véanse las notas de la tabla), se espera una subrepresentación de inmigrantes en este sector debido a restricciones nacionales al acceso de inmigrantes, así como el hecho de que la contratación en esta área es generalmente de empleos para recién graduados, a los cuales los inmigrantes solo tienen derecho después de una estadía de varios años en el país de destino. A esas alturas, muchos ya han encontrado empleos en el sector privado, que puede ser poco ventajoso abandonar.  En cualquier caso, un alto dominio del idioma es sin duda una condición previa para el empleo en el sector público, condición que no todos los inmigrantes pueden cumplir. 

Existe, no obstante, una cantidad de países cuyos emigrantes están sobre representados en el empleo público o en relación con el empleo público, como Dominica, Surinam, Canadá y Estados Unidos. También hay varios países con al menos 15% de sus expatriados que trabajan en este sector, especialmente los países del Caribe. El empleo aquí puede ser en el sector educativo, que es en general más fácilmente accesible que otras partes del sector público. La alta proporción de expatriados de los sectores de la salud y la educación de países como Barbados y Trinidad y Tobago, que tienen PIB relativamente altos per cápita para países latinoamericanos , sugiere que la fuga de cerebros de trabajadores en ocupaciones asociadas con el desarrollo del capital humano es solo un factor entre muchos otros que afectan las perspectivas de desarrollo de los países de origen.  

LA SITUACIÓN DE LA POBLACIÓN ECONÓMICAMENTE ACTIVA Y LOS EFECTOS DE LA CRISIS

El análisis  de la población económicamente activa se ha dejado para el final de esta sección para ver  más claramente  los efectos de la crisis económica sobre los  los trabajadores inmigrantes en general, y en los de las Américas, en particular. En general sucede que la población económicamente activa  inmigrante se ve más severamente afectada durante las recesiones que la de los nacidos en el país. Hay varias razones para esto. La primera es que con frecuencia están empleados en sectores más dependientes de la variación cíclica, tales como la construcción,  el alojamiento y la alimentación. También suelen tener menos antigüedad, y por lo tanto son los primeros a quienes se despide cuando las condiciones del mercado laboral se deterioran. También pueden estar empleados con contratos temporales, que no se renuevan si las perspectivas económicas se muestran desfavorables. Finalmente, los inmigrantes pueden además estar sujetos a despidos selectivos, esto es, pueden ser despedidos de manera preferencial durante una recesión, independientemente de las estipulaciones por antigüedad, debido a la discriminación o a la percepción de los empleadores de que no son residentes permanentes y de que pueden volver a su país fácilmente. Además, con más personas desempleadas, muchas de ellas nacidas en el país con excelente dominio del idioma y con voluntad de tomar empleos que en otras circunstancias no solicitarían, la situación competitiva en el mercado laboral se vuelve más difícil para los inmigrantes. En resumen, debido a que los inmigrantes constituyen una porción más flexible de la población activa, el empleo de inmigrantes puede ser -de hecho, si no lo es deliberadamente-, una de las maneras por las cuales el mercado laboral "se ajusta" a las reducciones de la demanda.   

¿Cómo es la la inserción en el mercado laboral de trabajadores emigrantes de las Américas en los Estados Unidos y Europa? La tabla 11 muestra algunos indicadores básicos para hombres y mujeres en base a datos de 2008 - 2009, que reflejan en parte el impacto de la crisis económica. En general, los hombres expatriados de las Américas tuvieron mayores tasas de participación y empleo que los hombres nacidos en el país de destino, o los inmigrantes de otras partes del mundo en 2008 - 2009.  Las tasas de desempleo, por otro lado, fueron exactamente contrarias: las tasas más altas se observaron en trabajadores de las Américas, seguidos por los inmigrantes de otros países, y finalmente por los trabajadores nacidos en el país. 

Tabla 11 Inserción en el mercado laboral de trabajadores emigrantes de las Américas, por país de nacimiento, promedio 2008-2009.

  Hombres Mujeres
  Tasa de participación Proporción empleo / población Tasa de desempleo Tasa de participación Proporción empleo / población Tasa de desempleo
Canada 85.1 80.8 5.0   69.8 66.6 4.6
United States 80.6 76.1 5.6   62.9 58.7 6.6
Canadá y Estados Unidos 83.7 79.4 5.2   67.6 64.1 5.2
               
Antigua and Barbuda 92.1 89.3 nr   75.0 71.4 nr
Bahamas 73.8 67.2 nr   51.8 48.8 nr
Barbados 76.0 69.1 9.1   80.1 77.1 nr
Cuba 84.7 75.8 10.5   67.6 61.3 9.4
Dominica 77.1 68.3 nr   72.5 64.9 10.5
Dominican Republic 78.3 67.4 13.8   67.5 58.9 12.7
Grenada 82.3 76.8 nr   79.9 76.1 nr
Guyana 80.5 70.6 12.3   76.6 71.8 6.3
Haiti 83.4 73.0 12.5   75.1 68.5 8.8
Jamaica 82.3 73.7 10.4   78.0 72.0 7.7
St. Kitts-Nevis 80.6 80.6 nr   67.3 44.4 nr
St. Lucia 86.3 79.0 nr   60.9 50.3 nr
St. Vincent and the Grenadines 90.8 73.4 nr   94.1 94.1 nr
Trinidad and Tobago 75.9 61.4 19.1   67.2 63.0 6.2
Caribe 81.6 71.8 12.0   71.2 64.6 9.3
               
Belize 76.2 71.6 nr   70.0 64.3 nr
Costa Rica 94.0 89.9 4.3   58.7 54.8 6.7
El Salvador 92.6 83.0 10.4   70.1 63.8 9.1
Guatemala 92.5 84.3 8.9   61.8 56.3 9.0
Honduras 90.0 77.2 14.2   69.3 62.7 9.5
Mexico 89.9 82.0 8.9   52.3 46.5 11.0
Nicaragua 89.8 80.5 10.4   75.6 69.5 8.0
Panama 85.0 79.0 7.0   70.4 66.0 6.2
América Central 90.2 82.0 9.1   55.4 49.6 10.5
               
Bolivia 91.2 73.6 19.3   82.9 70.6 14.9
Colombia 85.3 71.4 16.3   73.1 62.7 14.2
Ecuador 88.4 72.0 18.6   77.7 66.0 15.0
Peru 86.3 78.2 9.5   76.2 68.7 9.9
Venezuela 84.4 72.8 13.8   71.0 60.1 15.4
Región Andina 87.0 73.1 16.0   75.8 65.3 13.9
               
Argentina 88.3 77.8 11.9   71.1 61.2 13.9
Brazil 87.3 80.2 8.1   71.8 64.0 10.9
Chile 87.1 76.7 11.9   72.4 64.0 11.7
Paraguay 90.5 79.9 11.7   88.6 80.6 9.0
Uruguay 91.7 79.2 13.7   74.9 66.2 11.7
Cono Sur (incluido Brasil) 88.1 78.8 10.5   73.2 64.6 11.6
               
Nacidos en las Américas 88.3 79.2 10.3   63.5 56.7 10.7
Nacidos en otros lugares 82.9 75.1 9.4   63.3 57.1 9.7
Nacidos en el país 77.5 71.5 7.7   65.9 61.0 7.4
Todas las personas 78.5 72.2 8.0   65.6 60.5 7.7

Notas: La población que se abarca consiste en personas de 15 a 64. La abreviación “nr” significa no fiable, es decir, los tamaños de las muestras eran insuficientes para producir una estimación fiable. Las tasas de desempleo para las personas nacidas en las Américas incluyen personas de países para los cuales la estimación del país particular no era fiable.
Fuentes. Current Population Survey (Estados Unidos) y Encuesta de población económicamente activa de la Unión Europea.

Para las mujeres inmigrantes de las Américas, el panorama del desempleo fue en general parecido, pero los resultados para participación y empleo fueron similares a los de los inmigrantes del resto del mundo, los cuales no son tan favorables como los de las mujeres nacidas en el país. 

En 2008 – 2009, solo cinco países europeos tuvieron tasas de empleo para hombres nacidos en el país más altas que las observadas en general para trabajadores hombres de las Américas, concretamente Suiza, Islandia, Holanda, Dinamarca y Noruega. Y solo Islandia y Suiza tuvieron tasas de participación más altas que el nivel promedio de todos los trabajadores hombres expatriados de las Américas. Generalmente, tales resultados reflejan una fuerte preponderancia de migrantes laborales, como se observó, por ejemplo, en los países del sur de Europa desde finales de siglo y en los Estados Unidos antes de la crisis económica. 

La situación para las mujeres emigrantes es muy diferente. Solo en unos pocos países de destino se pueden observar niveles de participación y empleo de las mujeres nacidas en el país tan bajos como los de las mujeres de las Américas en 2008 - 2009. Lo que sucede en general es que las mujeres emigrantes sufren una doble desventaja con respecto a la participación y el empleo, concretamente la asociada a los migrantes no laborales que ingresan al mercado laboral en busca de empleo y la que generalmente se observa en las mujeres en relación a los hombres (OCDE, 2006). Algo de esto puede reflejar el hecho de que algunas mujeres inmigrantes provienen de países donde las tasas de participación de las mujeres son bajas, un comportamiento que llevan consigo al país de destino, o el hecho de que el migrante inicial puede, con más frecuencia, ser el cónyuge hombre, quien trae a su familia solo después de varios años de residencia en el país de destino.  Aun así, la situación de las mujeres inmigrantes en el mercado laboral no es en general sustancialmente diferente de la de aquellas nacidas en el país; las tasas de empleo de las mujeres inmigrantes están dentro de cinco punto porcentuales respecto de las de las mujeres nacidas en el país (56,6% contra 61,1%), una diferencia que es significativa pero no excesivamente grande.

Las tasas  de desempleo para muchos países de origen son especialmente desfavorables, excediendo el 10% en la mayoría de los países para los hombres, e incluso excediendo el 15% para trabajadores emigrantes de Bolivia, Colombia y Ecuador.  

¿En qué medida estas altas tasas son consecuencia de la crisis? La gráfico 8 presenta un panorama general de los emigrantes de las Américas como un todo, y la tabla 12 enseña la situación con respecto a la tasa de desempleo para cada país en forma individual. Como ilustran ambas, la crisis económica ha golpeado duramente a los emigrantes de las Américas, mucho más que a otros inmigrantes o a trabajadores nacidos en el país. En 2006, la tasa de desempleo entre trabajadores inmigrantes de las Américas en los Estados Unidos y Europa fue 5,3%, que en ese momento era aún más baja que la de los trabajadores nacidos en el país, tanto en Estados Unidos como en los países de Europa. Hacia 2009 había aumentado casi 8,5 puntos porcentuales, llegando al 13,8%, en un momento en que la tasa para los nacidos en el país también aumentaba, pero en solo 2,4 puntos porcentuales. La tasa para inmigrantes fuera de las Américas subió alrededor de 3,5 puntos porcentuales. No es ajeno a este fenómeno el hecho de que alrededor del 80% de los emigrantes de las Américas viven en España y los Estados Unidos, dos países que han padecido los efectos de la crisis de una manera especialmente dura. 

Gráfico 8 Expatriados de las Américas con educación terciaria como porcentaje de todos los expatriados del mismo país, por sexo y país de nacimiento, promedio 2008-2009.

Las tasas de desempleo casi se han triplicado para los trabajadores de la Región Andina (especialmente de Ecuador) y México. Las tasas para los trabajadores del Caribe y del Cono Sur son las que han aumentado menos en términos relativos. 

El gráfico 8 también ilustra un fenómeno que frecuentemente se observa en condiciones económicas difíciles. La tasa de participación de las mujeres, en este caso de mujeres inmigrantes, aumenta de modo significativo ya que ellas ingresan en mayor número a la población activa, en un intento por compensar la caída del ingreso familiar después que el hombre asalariado pierde su empleo.  Las mujeres con frecuencia tienen mejor acceso a una porción del mercado laboral que los hombres no buscan fácilmente o no desean, como el cuidado de enfermos o de personas mayores, o actividades de limpieza. El aumento de la participación de las mujeres en estas condiciones se conoce como el "efecto del trabajador adicional", y es una razón por la cual la tasa de empleo de las mujeres suele mantenerse más que la de los hombres durante una recesión. No obstante, esto compensa solo una parte de la gran pérdida de empleos que se observa entre los inmigrantes hombres.

Tabla 12 Evolución de la tasa de desempleo para emigrantes de las Américas en Estados Unidos y Europa, 2006-2009.

 
 
  2006 2007 2008 2009   Proporción 2009/2006
Canada 2.5 3.5 4.0 6.1   2.5
United States 5.1 5.9 5.1 7.1   1.4
Canadá y Estados Unidos 3.5 4.5 4.4 6.5   1.9
             
Antigua and Barbuda nr nr nr nr   na
Bahamas nr 5.7 nr nr   na
Barbados nr 0.0 nr nr   na
Cuba 5.0 5.4 9.1 14.1   2.8
Dominica nr nr nr nr   na
Dominican Republic 7.7 11.1 11.6 19.7   2.6
Grenada nr nr nr nr   na
Guyana nr nr 10.6 12.6   na
Haiti 5.9 8.9 8.1 17.5   3.0
Jamaica 5.8 9.0 8.5 11.2   1.9
Surinam 6.7 4.6 3.7 6.7   1.0
Trinidad and Tobago 7.3 8.3 12.8 22.3   3.1
Caribe 6.1 7.1 9.1 14.9   2.5
             
Belize nr nr nr nr   na
Costa Rica nr nr nr nr   na
El Salvador 3.5 4.4 7.3 13.6   3.9
Guatemala 4.2 4.7 6.2 11.8   2.8
Honduras 7.2 6.2 9.9 17.7   2.5
Mexico 3.8 4.1 6.6 11.3   3.0
Nicaragua nr nr 7.8 13.6   na
Panama nr nr nr nr   na
América Central 3.9 4.3 6.7 11.7   3.0
             
Bolivia 10.1 8.7 14.5 20.9   2.1
Colombia 8.9 9.8 13.6 21.6   2.4
Ecuador 6.9 7.9 12.3 22.9   3.3
Peru 6.0 7.3 8.0 13.4   2.2
Venezuela 11.0 10.1 11.9 18.5   1.7
Región Andina 7.9 8.6 12.3 20.4   2.6
             
Argentina 9.4 7.3 9.6 17.5   1.9
Brazil 7.9 8.1 8.1 13.1   1.7
Chile 11.7 12.6 12.5 13.7   1.2
Paraguay nr nr 7.6 14.1   na
Uruguay 8.1 10.0 8.9 16.6   2.0
Cono Sur (incluido Brasil) 8.9 8.3 9.2 14.9   1.7
             
Nacidos en las Américas 5.3 5.8 8.1 13.8   2.6
Nacidos en el país 6.7 6.1 6.4 9.1   1.4
Nacidos en otro lugar 8.5 8.1 8.5 12.0   1.4
Todas las personas 6.8 6.2 6.7 9.6   1.4

Notas: La población que se abarca consiste en personas de 15 a 64. La abreviación “nr” significa no fiable, es decir, los tamaños de las muestras eran insuficientes para producir estimaciones fiables. Las tasas de desempleo para personas nacidas en las Américas incluyen personas de países de los cuales la estimación del país particular no era fiable.
Fuentes. Current Population Survey (Estados Unidos) y Encuesta de población económicamente activa de la Unión Europea.

El riesgo en esta etapa de la recuperación económica es que el desempleo en los países de destino permanezca alto. En los Estados Unidos, la tasa de desempleo para emigrantes de las Américas en 2010 fue de 12%, apenas más alta que la tasa de 11,8% observada en 2009. La situación en España puede no ser demasiado diferente.  Parece ser, por lo tanto, que ese tipo de situación de bajo desempleo y trabajo en abundancia que existía antes de 2008 no está todavía muy cercano. Sin duda costará un gran esfuerzo de recuperación reabsorber todos los excesos actuales de oferta en la población activa. La actual situación demográfica, con cohortes jóvenes más pequeñas, y más y más trabajadores ingresando a los rangos de los jubilados en la mayoría de los países de Europa y en los Estados Unidos puede, sin embargo, estimular el proceso.