Imprimir

El Salvador - Derechos humanos

El Salvador reconoce a la persona humana como el origen y el fin de la actividad del Estado, que está organizado para la consecución de la justicia, de la seguridad jurídica y del bien común. En consecuencia, es obligación del Estado asegurar a los habitantes de la República el goce de la libertad, la salud, la cultura, el bienestar económico y la justicia social.

La Constitución establece en su Artículo 3 que todas las personas son iguales ante la ley y que para el goce de los derechos civiles no podrán establecerse restricciones que se basen en diferencias de nacionalidad, raza, sexo o religión.

En materia de Derechos Humanos el Decreto Legislativo Nº 183 del 20 de febrero de 1992 -Ley de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos- establece la creación, organización, atribuciones y funcionamiento de la Procuraduría en concordancia con los Artículos 191, 192 y 194 de la Constitución, y crea la figura institucional del procurador para la Defensa de los Derechos Humanos.

El Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos tiene entre sus atribuciones: promover la firma, ratificación o adhesión a tratados internacionales sobre derechos humanos; emitir resoluciones de censura pública contra los responsables materiales o intelectuales de violaciones a los derechos humanos; procurar la conciliación entre las personas cuyos derechos han sido vulnerados y las autoridades o funcionarios señalados como presuntos responsables, cuando la naturaleza del caso lo permita; crear, fomentar y desarrollar nexos de comunicación y cooperación con organismos de promoción y defensa de los derechos humanos, gubernamentales, intergubernamentales y no gubernamentales, tanto nacionales como internacionales y con los diversos sectores de la vida nacional, entre otros.