Imprimir

Argentina - Nacionalidad y ciudadanía

 Las bases de la regulación sobre nacionalidad y ciudadanía se norman en la Constitución Nacional, leyes  346, 16801 y 20835 restituidas a la vigencia por mandato de  la ley 23.059 Ciudadanía y Naturalización, por medio de la cual se declaran inválidas y sin ningún efecto jurídico las pérdidas o cancelaciones de la nacionalidad y ciudadanía argentina, dispuestas en cumplimiento a la ley de facto 21795 y las producidas durante la vigencia de la ley facto 21610. Los afectados por esas disposiciones recuperan su nacionalidad y ciudadanía argentina de pleno  derecho. 

  Nacionalidad Ciudadanía
ADQUISICIÓN

1. Nacimiento

1. Todos los argentinos nacidos o que nazcan en el territorio de la república.

2. Los hijos de argentinos nativos que habiendo nacido en país extranjero optaren por la ciudadanía de origen.

3. Los nacidos en las legaciones y buques de guerra de la república.

4. Los nacidos en las repúblicas que formaron parte de las provincias unidas del Río de la Plata antes de la emancipación de aquellas y que hayan residido en el territorio de la nación manifestando su voluntad de ser argentino.

2. Naturalización

1. Los extranjeros mayores de dieciocho años que residieren en la República dos años continuos y manifiesten ante los jueces federales de sección su voluntad de serlo.

2. Los extranjeros que acrediten ante dichos jueces haber prestado, cualquiera que sea el tiempo de residencia, algunos de los servicios siguientes:

3. Haber desempeñado con honradez, empleos de la Nación, o de las provincias dentro o fuera de la república.

4. Haber servido en el ejército en la escuadra, o haber asistido a una función de guerra en defensa de la Nación.

5. Haber establecido en el país una nueva industria o introducido una invención útil.

6. Ser empresario o constructor de ferrocarriles en cualquiera de las provincias.

7. Hallarse formando parte de las colonias establecidas o que en adelante se establezcan

8. Habitar o poblar territorios nacionales en las líneas actuales de frontera o fuera de ellas.

9. Haberse casado con mujer argentina en cualquiera de las provincias.

10. Ejercer en ellas el profesorado en cualquiera de los Ramos de la educación o de la industria.

3. Por Opción

1. Los hijos de argentinos nativos que habiendo nacido en país extranjero optaren por la ciudadanía de origen de uno o ambos padres. Deberá cumplir requisitos de ley.

1. Los argentinos nativos, por opción o naturalizados que tengan dieciocho años son ciudadanos pudiendo ejercer los derechos políticos.

2. El hijo del ciudadano naturalizado que fuese menor de edad al tiempo de la naturalización de su padre y hubiese nacido en país extranjero, puede obtener su carta de ciudadanía del juez federal por el hecho de haberse enrolado en la guardia nacional en el tiempo que la ley dispone.

3. El hijo de ciudadano naturalizado en país extranjero después de la naturalización de su padre, puede obtener su carta de ciudadanía, si viniendo a la República se enrola en la guardia nacional a la edad que la ley ordena.

4. Los hijos de argentinos nativos nacidos en el extranjero que optaren por la ciudadanía de origen deberán acreditar ante el juez federal su calidad de hijo de argentino.

5. Los extranjeros que hubiesen cumplido las condiciones para la naturalización obtendrán la carta de naturalización, que le será otorgada por el juez federal de la sección ante quien la hubiese solicitado.

6. Los argentinos que hubiesen cumplido la edad de 18 años, gozan de todos los derechos políticos conferidos por la Constitución y las leyes de la república.

 
EXCEPCIÓN

a) estar procesado en el país, o en el extranjero por delito previsto en la legislación penal argentina, hasta no ser separado de la causa;

b) Haber sido condenado por delito, ya fuera en el país o el extranjero, con pena privativa de libertad, salvo que la misma hubiere sido cumplida y hubieren transcurrido cinco años desde el vencimiento del término de la pena fijada en la condena o hubiere amnistía.


* El Artículo 3 de la Ley 23059 declara inválidas y sin ningún efecto jurídico las pérdidas o cancelaciones de la nacionalidad argentina, así como también las pérdidas o cancelaciones de la ciudadanía argentina dispuestas en cumplimiento de los artículos 7, 8, 11, 12, 13 y concordantes de la ley de facto 21795 y las producidas durante la vigencia de la ley facto 21610.

No podrán ejercerse en la República Argentina los derechos políticos por los naturalizados en país extranjero, por los que hayan empleos u honores de gobiernos extranjeros, sin permiso del congreso; por los quebrados fraudulentos; ni por los que tengan sobre si sentencia condenatoria que imponga pena infamante o de muerte.

La rehabilitación del ejército de la ciudadanía se decretara de oficio por el juez electoral, previa vista fiscal, siempre que la cesación de la causal inhabilitante surja de las constancias que se tuvieron al disponerla. De lo contrario, sólo podrá considerarse a petición del interesado.