Imprimir

Argentina - Regularización migratoria

Una de los mayores cambios que consagra la nueva Ley de Migraciones es el objetivo de propender a la regularización de los inmigrantes, explicitado claramente en su Artículo 17 (“El Estado proveerá lo conducente a la adopción e implementación de medidas tendientes a regularizar la situación migratoria de los extranjeros”), el cual habilita la puesta en marcha por parte del Ejecutivo de programas para hacerla efectiva.

La nueva ley, introdujo en la legislación migratoria argentina el Criterio de la nacionalidad MERCOSUR para la admisión de extranjeros, estableciendo que para tal efecto solo se debe ser nacional de algún Estado miembro o asociado al MERCOSUR (Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela).

Con este espíritu y ya con la nueva ley vigente, se aprobaron una serie de normas tendientes a regularizar la situación de personas migrantes que se encontraban residiendo de manera irregular en Argentina, aceptando y entendiendo que las trabas en los trámites migratorios generaban más irregularidad migratoria.

Así es que por medio del Decreto Nº 836/2004 se creó el Programa Nacional de Normalización Documentaria Migratoria, cuyo objeto fue la creación del marco de ejecución de nuevas políticas migratorias orientadas a la inserción e integración de la población inmigrante y la regularización de la situación de los inmigrantes, el respeto a los derechos humanos de los migrantes en línea con las convenciones internacionales, y consolida una política regional del MERCOSUR. 

Siguiendo la línea del Decreto 836/2004, se dicta el Decreto 1169 del 6 de septiembre de 2004, que consistió en un programa de regularización de la situación migratoria de ciudadanos nativos de países fuera de la órbita del MERCOSUR y sus Estados asociados, que al 30 de junio de 2004 residieran de hecho en el territorio nacional argentino. 

Esta medida favoreció a un gran número de solicitudes de regularización migratoria de ciudadanos asiáticos. Además, durante la existencia de esta  medida se suspendieron las “medidas de expulsión o conminación para hacer abandono del país ya dictadas, firmes y consentidas, respecto de aquellos extranjeros cuya situación migratoria pueda ser encuadrada en los términos de la presente medida (…)”.

Como segunda etapa del Programa Nacional de Normalización Documentaria Migratoria, se aprobó posteriormente el Decreto 578/2005 por medio del cual se prorroga la emergencia administrativa de la citada Dirección Nacional de Migraciones y se instruye llevar adelante la regularización migratoria de los extranjeros nativos de los Estados miembros del MERCOSUR y sus Estados Asociados. Este se conoció como Programa “Patria Grande - MERCOSUR” y requirió el trabajo conjunto con Estados provinciales, municipios y organizaciones no gubernamentales (ONG).

La clave de este programa radica en la simplificación del trámite de regularización: solo con la inscripción, el solicitante obtiene un certificado de residencia precaria con el que puede trabajar legalmente (además de estudiar, entrar y salir del país cuando quiera, etc.); en una segunda etapa se tramita la residencia temporaria (por dos años) que luego se convierte en permanente.

El Programa Patria Grande, a diferencia de otros procesos de regularización, no es una amnistía, no tiene vigencia limitada, su aspiración es de política de Estado y regirá permanentemente para los nacionales del MERCOSUR y sus Estados Asociados que se encuentren en territorio argentino y para aquellos que ingresen en el futuro.