Imprimir

Argentina - Delitos vinculados con la migración

TRATA DE PERSONAS

El 29 de abril de 2008 se promulgó la Ley 26.364 sobre Prevención  y sanción de la trata de personas y asistencia de víctimas.  Dicha normativa acoge los lineamientos del Protocolo de Palermo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que a su vez contempla la Convención de Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional. 

Previo a esta ley la trata de personas no se encontraba tipificada como tal en el derecho penal argentino, por lo que se castigaba bajo el tipo de facilitación a la prostitución y la servidumbre.  

El Artículo 5 de la Ley 26364 establece el principio de No punibilidad, aclarando que las víctimas de la trata de personas no son punibles por la comisión de cualquier delito que sea el resultado directo de haber sido objeto de trata. Tampoco les serán aplicables las sanciones o impedimentos establecidos en la legislación migratoria cuando las infracciones sean consecuencia de la actividad desplegada durante la comisión del ilícito que las damnificara.

Las disposiciones penales y procesales del Título III de la Ley 26364 modifica el código penal incorporando los artículos 145 bis y 145 ter,  y establece penas de tres a seis años para la trata de personas mayores de edad, y de seis a quince años en el caso de menores.

TRÁFICO DE PERSONAS 

El capítulo VI del Título X de la Ley de Migraciones 25871 se refiere a los “delitos al orden migratorio”. La norma establece sanciones a la promoción y tráfico ilegal de personas; prohíbe el ingreso y permanencia en territorio nacional de extranjeros con antecedentes por tráfico de armas, personas y estupefacientes o por lavado de dinero o inversiones en actividades ilícitas; así como aquellos que hayan presentado documentación falsa para obtener para sí o para un tercero un beneficio migratorio.

La ley de migraciones establece que será reprimido con prisión o reclusión de uno a seis años el que realizare, promoviere o facilitare el tráfico ilegal de personas desde, en tránsito o con destino a la República Argentina; entendiéndose por tráfico ilegal de personas, la acción de realizar, promover o facilitar el cruce ilegal de personas por los límites fronterizos nacionales con el fin de obtener directa o indirectamente un beneficio.