Imprimir

Canadá - Regulación de entrada y estadía de migrantes

REQUISITOS ANTES DE ENTRAR A CANADÁ

De acuerdo con el Artículo 11 de la Ley de Inmigración y de Protección de Refugiados, un ciudadano nacional extranjero debe, antes de entrar a Canadá, solicitar una visa o cualquier otro documento que requieran las regulaciones. La visa o documento puede emitirse si después de analizado el caso, el funcionario cree que el ciudadano nacional extranjero no es inadmisible y cumple con los requisitos de esta ley. 

ENTRAR Y PERMANECER EN CANADÁ

El Artículo 18 establece que toda persona buscando entrar a Canadá debe presentarse a un examen para determinar si tiene derecho a entrar a Canadá o está o puede llegar a estar autorizada a entrar y permanecer en Canadá. Esto también se aplica a personas que, sin dejar Canadá, buscan irse de un área en un aeropuerto reservado para pasajeros que están en tránsito o que están esperando partir de Canadá.

Todo ciudadano canadiense dentro del significado de la Ley de ciudadanía, y toda persona registrada como india según lo dispuesto por la Ley de Indios (Indian Act), tiene el derecho de entrar y permanecer en Canadá de acuerdo con la Ley de inmigración y protección de refugiados, y un funcionario permitirá a la persona entrar a Canadá si está conforme, luego de un examen de su entrada, con que la persona es ciudadano o indio registrado.

Todo ciudadano nacional extranjero que no sea el ciudadano nacional extranjero al que se refiere anteriormente, que busque entrar o permaneceer en Canadá debe establecer:

  1. Que para convertirse en residente permanente, deben poseer visa u otro documento requerido según lo dispuesto por las regulaciones, y haber entrado en Canadá para establecer su residencia permanente, y
  2. Que para convertirse en residente temporal, deben poseer  visa u otro documento requerido según lo dispuesto por las regulaciones, y partir de Canadá al final del periodo autorizado para su estadía.

SEGURIDAD

Un residente permanente o un ciudadano nacional extranjero es inadmisible por razones de seguridad por:

  1. involucrarse en un acto de espionaje o un acto de subversión contra un gobierno democrático, una institución o un proceso según se entienden en Canadá;
  2. involucrarse en o instigar la subversión por la fuerza de cualquier gobierno;
  3. involucrarse en terrorismo;
  4. ser un peligro para la seguridad de Canadá;
  5. involucrarse en actos de violencia que pudieran poner en peligro la vida o la seguridad de personas en Canadá, o
  6. ser miembros de una organización sobre la que hay fundadas razones para pensar que está involucrada, se ha involucrado o se involucrará en actos a los que se refiere en el párrafo (a), (b) o (c).

EXCEPCIÓN

Los asuntos referidos anteriormente no constituyen inadmisibilidad para un residente permanente o un ciudadano nacional extranjero que es capaz de demostrar al representante del Ministro que su presencia en Canadá no va en detrimento del interés nacional.

La política de inmigración canadiense tiene como objetivo estimular el crecimiento económico y la diversidad cultural a través de la inmigración formal. De hecho, la legislación prevé el aumento de las cifras de residentes permanentes, la admisión de trabajadores temporales y altamente cualificados, la promoción de la reunificación familiar y la integración de extranjeros. Con respecto a la emigración, Canadá tiene una política de no intervención. 

La legislación canadiense distingue entre un programa de migración permanente y la residencia temporal. El programa permanente tiene tres categorías principales de admisión: a) económica: incluyendo trabajadores especializados y profesionales, así como inmigrantes de negocios y candidatos provinciales; b) familiares: para cónyuges, hijos, padres y abuelos que son patrocinados por los residentes permanentes o ciudadanos canadienses; y  c) humanitarias: refugiados reasentados y solicitantes de refugio aprobados.

Los trabajadores especializados se seleccionan como residentes permanentes en base a su nivel educativo, su experiencia laboral, sus conocimientos de inglés y/o francés, y otros criterios que han demostrado ser una ayuda para que se puedan establecer económicamente en Canadá. En la actualidad, los criterios apuntan a las personas que tienen un nivel educativo mayor que el secundario, y más probablemente, a los universitarios. El Programa de Inmigración Empresarial (Business Immigration Program) busca atraer a Canadá a personas con experiencia en los negocios que apoyen el desarrollo de una economía canadiense fuerte y próspera.

Las categorías humanitarias y familiares están diseñadas para cumplir con objetivos sociales. El “éxito” de estos programas no se juzga en base a resultados del mercado laboral, sino más bien en la aplicación de las mismas cotas que se aplican a los canadienses como un todo: los bajos ingresos o la pobreza son una gran preocupación por la misma razón que estos resultados no son aceptables para la población canadiense en conjunto.