Imprimir

Chile - Regulación de entrada y estadía de migrantes

En Chile, no existe un cuerpo normativo único que regule las cuestiones migratorias. Estas son reguladas por un conjunto de normas relativas a extranjería y migración que se indicaron en el primer apartado de este marco normativo. 

En relación a la operatividad, el sistema nacional encargado del proceso de inmigración está compuesto por diversos agentes gubernamentales que interactúan bajo la coordinación del Ministerio del Interior, a través de su Departamento de Extranjería y Migración. 

Esta entidad gubernamental coordina principalmente a los funcionarios del Gobierno Interior (Intendencias Regionales y Gobernaciones Provinciales), de la Jefatura Nacional de Extranjería, de la Policía Internacional y del Ministerio de Relaciones Exteriores, en el desarrollo de medidas legales y administrativas que permitan el control y aplicación de las disposiciones en materia de extranjería.

De acuerdo a la legislación vigente, los ciudadanos extranjeros pueden ingresar a Chile en calidad de:

  1. Turistas: Pueden permanecer en el país por un plazo no mayor a 90 días, prorrogables hasta por 90 días más y, excepcionalmente, por motivos de fuerza mayor, prorrogable una vez más por el tiempo estrictamente necesario. No permite desarrollar actividades remuneradas, salvo autorización especial.
  2. Residentes: Son aquellos extranjeros que ingresan a Chile premunidos de una visación de residencia temporal. Pueden permanecer en el país en dicha calidad por el tiempo de validez del respectivo visado. Pueden o no desarrollar actividades remuneradas dependiendo del tipo de permiso de residencia del que son titulares.

Los tipos de residencia temporal establecidos en la legislación migratoria son: 

  • Sujeta a contrato
  • Temporaria
  • Estudiante
  • Refugiado
  • Oficial
  • Tripulantes

Los titulares de un permiso de residencia temporal, cumplidos determinados requisitos y plazos, podrán optar a un permiso de permanencia definitiva, que es el permiso concedido a los extranjeros para radicarse indefinidamente en el país y desarrollar cualquier clase de actividad, sin otras limitaciones que las que establezcan las disposiciones legales y reglamentarias. Este permiso es otorgado por el Ministerio del Interior y requiere de uno o dos años de residencia en Chile, según el tipo de visación. 

Cambio de calidad de turista por la de residente

Los extranjeros que ingresan al país premunidos de un permiso de turista pueden solicitar el cambio de esta calidad migratoria por la de residente en los casos establecidos en el Art. 49 del D.L. Nº 1.094 de 1975, Ley de Extranjería, los que en general se refieren a casos en que acreditan:

  • Vínculos familiares directos con chilenos (cónyuge, hijos y ascendientes);
  • Vínculos familiares directos (cónyuge, padres e hijos) con extranjeros que tienen permiso de residencia en Chile;
  • Profesionales y técnicos con título legalizado y que acrediten contratación o que ejercerán como tales;
  • Los que vayan a desempeñar una misión oficial;
  • Los que invoquen la condición de refugiados;
  • El cónyuge e hijos de los extranjeros indicados en los tres casos anteriores, y
  • Los que en concepto del Ministerio del Interior sean acreedores a este beneficio.

Extranjeros en situaciones migratorias irregulares y medidas que proceden

  1. Turistas irregulares: Cuando el turista ha permanecido en el país más allá de los 90 días o del periodo prorrogado. Deben ser sancionados con una multa, sin perjuicio de que pueda disponerse su expulsión del país. 
    En este último caso, la expulsión es dispuesta por Resolución Exenta del Intendente Regional respectivo (el que corresponda al lugar donde se encuentra el extranjero).
  2. Turista o residente que fuere sorprendido desarrollando actividades remuneradas sin la correspondiente autorización, no haya registrado en Policía su permiso de residencia, obtenido cédula de identidad, cambio de domicilio o actividad, según corresponda, en forma oportuna: Son sancionados con multa, sin perjuicio que en casos graves o reiterados se disponga su expulsión.
  3. Residente irregular: Cuando el residente permanece en el país más allá del plazo de validez de su respectivo permiso de residencia. Deben ser sancionados con una multa, sin perjuicio de que pueda disponerse su expulsión del país. 

En este último caso, la expulsión es dispuesta por el Sr. Ministro del Interior a través de Decreto afecto al trámite de toma de razón.  

Excepcionalmente, tratándose de extranjeros que se encuentren en cualquiera de los tres casos anteriores y que no sean reincidentes en alguna infracción migratoria, podrá aplicárseles una amonestación por escrito en reemplazo de la multa.