Imprimir

Colombia - Derechos humanos

Colombia aprueba la Convención internacional sobre protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y familiares a través de la Ley 146 del 13 de julio de 1994. En ella se compromete, de conformidad con los instrumentos internacionales sobre derechos humanos, a respetar y asegurar a todos los trabajadores migratorios y sus familiares que se hallen dentro de su territorio o sometidos a su jurisdicción, derechos básicos,  sin distinción alguna por motivos de sexo, raza, color, idioma, religión o convicción, opinión política o de otra índole, origen nacional, étnico o social, nacionalidad, edad, situación económica, patrimonio, estado civil, nacimiento o cualquier otra condición. 

Por su parte, la Constitución Política de 1991 le da a toda persona un conjunto de garantías fundamentales y acciones correspondientes para hacer valer sus derechos según la siguiente clasificación: 

Derechos fundamentales  

Derechos de aplicación inmediata

Derecho a la vida, integridad personal, igualdad, reconocimiento de personalidad jurídica; intimidad; habeas data; al libre desarrollo de la personalidad; a la libertad personal en todas sus formas; a la libertad de conciencia; de expresión y de información;  de culto; a la honra y buen nombre; al derecho de petición; de libre circulación; al trabajo; la libertad de escoger profesión y oficio; de enseñanza, aprendizaje investigación y cátedra; al habeas corpus; al debido proceso; a no ser sometido a sanciones de destierro, prisión perpetua o confiscación; al asilo, en los términos previstos por la ley; a las libertades de reunión y manifestación; y a los derechos políticos.

Derechos que por mandato expreso tienen el carácter de fundamentales

Los derechos de los niños, que incluyen derechos a prestaciones, como la salud.

Los derechos establecidos en el bloque de constitucionalidad

Las disposiciones de la Convención Interamericana de Derechos Humanos; Los cuatro convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949; los protocolos adicionales a los convenios de Ginebra; La convención sobre prohibiciones o restricciones del empleo de ciertas armas convencionales que pueden considerarse excesivamente nocivas o de efectos indiscriminados y sus cuatro protocolos; La Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura; la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas; el Convenio 98 de la OIT sobre el Derecho de Sindicación y Negociación Colectiva; el Convenio 138 de la OIT sobre Edad Mínima de Admisión de Empleo; el Convenio 182 de la OIT sobre la Prohibición de Peores Formas de Trabajo Infantil y la Acción Inmediata para su Eliminación.

Derechos fundamentales innominados

Dignidad humana; el mínimo vital; la seguridad personal frente a riesgos extraordinarios; y la estabilidad laboral reforzada de sujetos de especial protección constitucional (trabajadores con fuero sindical, personas discapacitadas, la mujer embarazada y los portadores de VIH o sida).

Derechos fundamentales por conexidad

Derecho a la seguridad social en salud y la vida; derecho a la seguridad social en pensiones y el mínimo vital; derecho al pago oportuno de pensiones y el mínimo vital; derecho al pago de la licencia de maternidad y el mínimo vital; derecho a la educación; y derecho a un medio ambiente sano.

La Constitución establece que los extranjeros disfrutarán en Colombia de los mismos derechos civiles que se conceden a los colombianos. No obstante, la ley podrá, por razones de orden público, subordinar a condiciones especiales o negar el ejercicio de determinados derechos civiles a los extranjeros. 

Así mismo, los extranjeros gozarán, en el territorio de la República, de las garantías concedidas a los nacionales, salvo las limitaciones que establezcan la Constitución o la ley. 

Los derechos políticos se reservan a los nacionales, pero la ley podrá conceder a los extranjeros residentes en Colombia el derecho al voto en las elecciones y consultas populares de carácter municipal o distrital.